Sustantivos comunes 1

 
Se empeña don Miguel de Unamuno en que ponga yo un prólogo a este su libro en que se relata la tan lamenta­ble historia de mi buen amigo Augusto Pérez y su miste­riosa muerte, y yo no puedo menos sino escribirlo, por­que los deseos del señor Unamuno son para mí mandatos, en la más genuina acepción de este vocablo. Sin haber yo llegado al extremo de escepticismo hamletiano de mi po­bre amigo Pérez, que llegó hasta a dudar de su propia existencia, estoy por lo menos firmemente persuadido de que carezco de eso que los psicólogos llaman libre albe­drío, aunque para mi consuelo creo también que tampoco goza don Miguel de él.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.