Si nuestro alumnado ya tiene clara la oración simple y el sintagma nominal, no tendrá problemas para entender las subordinadas sustantivas.

Se produce cuando una o varias proposiciones dependen de una proposición principal. La proposición subordinada puede complementar al sujeto de la proposición principal, a parte o a todo el predicado, o a toda la proposición principal.

En esta oración, solo hay un sujeto y un predicado, el de la proposición principal, aunque las proposiciones subordinadas puedan tenerlo en su nivel.

Tipos de proposiciones subordinadas

Las proposiciones no autónomas, es decir, las que dependen de una proposición principal, pueden desempeñar una función sintáctica (sujeto, complemento directo, etc.) o adyacente. Una proposición subordinada puede tener la misma función que un sustantivo (SN) y se llamará subordinada sustantiva. Si desempeña la de un adjetivo (adyacente de un SN), será subordinada adjetiva. Y si su función es de complemento circunstancial, como un sintagma adverbial, será la llamada subordinada adverbial (aunque, como veremos, no todas las subordinadas adverbiales pueden conmutarse por un adverbio. De ahí que halamos de adverbiales propias e impropias)

Subordinadas sustantivas

La proposición subordinada sustantiva funciona igual que un sustantivo; bien como núcleo de un SN o bien como núcleo de un SPrep, dentro de una oración compuesta.

Se caracteriza por desempeñar una función sintáctica (sujeto, CD, CI, atributo, etc.) y porque puede sustituirse por un pronombre (lo, él, esto, etc.).

Funciones de las subordinadas sustantivas

  • Función de sujeto: Me gusta que llueva > Me gusta la lluvia > Me gusta eso
  • Función de CD: Me contó que los agredieron > Me contó un hecho > Me lo contó

Las oraciones subordinadas sustantivas se sustituyen por pronombres personales (él, nosotros…) o demostrativos (eso, esto, aquello). Solamente la proposición subordinada sustantiva de atributo o de complemento predicativo puede sustituirse también por así.

  • Juan habla que aturde > Juan habla así

En las proposiciones subordinadas sustantivas que están encabezadas por una preposición, esta actúa como nexo o enlace, y es la proposición subordinada la que se sustituye por los pronombres antes citados:

  • Manuel tiene ganas de que todo termine > Manuel tiene ganas de eso
  • La bombilla fue sustituida por el que llamó a Juan > La bombilla fue sustituida por él
  • Lo compró con lo que le dio Juan > Lo compró con eso

Estructura de las subordinadas sustantivas

Veremos más adelante la diferencia entre las proposiciones adjetivas sustantivadas y las proposiciones subordinadas adjetivas.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí