Prosa del siglo XVIII

El ensayo y la novela son, sin duda, los dos géneros en prosa más importantes de este siglo caracterizado por un afán didáctico que condiciona prácticamente toda la literatura.

1– LA PROSA EN EL ENSAYO Y LA NOVELA

La literatura en el siglo XVIII sirvió como principal medio de divulgación de las nuevas ideas ilustradas, y el género en prosa más cultivado fue el ensayo, con un claro fin didáctico.

El ensayo es un texto escrito en prosa que ofrece un punto de vista personal sobre un tema, ya sea político, social, económico, cultural… temas de los que los escritores de la época tanta conciencia tenían.

Ya en esta época ilustrada comenzaron a imprimirse los primeros periódicos y revistas especializadas, así como la literatura por entregas, de manera que supuso un auge y desarrollo del círculo lector, reflejo de un gran interés del pueblo por la literatura.

El desarrollo de la novela fue muy escaso, llegando casi a desaparecer. Son pocas las novelas que se publicaron, pues el foco de interés se situaba en el ensayo como el género más importante escrito en prosa.

La ficción queda fuera del ámbito novelístico pues el género es utilizado para realizar un análisis de la realidad y una crítica de las costumbres y tradiciones sociales.

En esta decadencia del cultivo del género novelesco intervienen diversos factores como es la actuación de la Inquisición, el agotamiento ya del las formas narrativas en el siglo anterior, así como la visión de la literatura como un objeto de utilidad, influencia de las ideas ilustradas, y cuyo fin sería el puro didactismo.

2– AUTORES IMPORTANTES

Los autores más importantes que cultivadores la prosa son José de Cadalso, Benito Jerónimo Feijoó, Ignacio Luzán y Gaspar Melchor de Jovellanos.

Benito Jerónimo Feijoó.

Es uno de los primeros escritores de ensayo en nuestro país.

  • Teatro crítico universal: obra formada por un conjunto de ensayos en los que Feijoó analiza y critica la sociedad coetánea y defiende las nuevas ideas ilustradas.

Ignacio Luzán

Tiene una gran importancia por su reflexión en torno a la literatura.

  • Poética: establece las normas que deben cumplir las obras para que ajustarse a las nuevas ideas.

Gaspar Melchor de Jovellanos

 Cultivó todos los géneros pero es, sobre todo, en sus textos en prosa donde analiza los problemas de la sociedad y expone nuevas ideas de reforma para resolverlos.

  • Memoria sobre la educación pública: en ella expone una total defensa de la educación como instrumento y medio para el progreso.
  • Informe sobre la ley agraria
  • Reglamento para el Colegio de Calatrav
  • Bases para la formación de un plan general de instrucción pública

José de Cadalso.

Destacó especialmente como prosista, aunque también cultivó la poesía y el teatro. Sus obras más importantes fueron

  • Cartas marruecas: es una novela epistolar. Un conjunto de noventa cartas cruzadas entre tres personajes componen esta novela de ficción: un español, Nuño, y dos marroquíes, Gazel y Ben Beley, que analizan y critican diversas costumbres como la nobleza inútil y parasitaria, el menosprecio de la ciencia y su desarrollo así como el conocimiento a favor de la religión y el exceso de religiosos. A través del personaje español el autor ofrece su propia visión del país, pues el mismo opina y cuenta sobre la actualidad española a sus amigos marroquíes.
  • Noches lúgubres: novela dialogada salpicada de tintes románticos, pues el protagonista enloquece por la muerte de su amada y como consecuencia intenta desenterrarla y prenderse fuego junto a ella.
  • Los eruditos a la violeta: obra que satiriza la falsa erudición, superficial, de aquellos que quieren aparentar tener muchos conocimientos cuando en realidad no es así.

Sobre la moda

Siempre la moda fue la moda. Quiero decir que siempre el mundo fue inclinado a los nuevos usos. Esto lo lleva de suyo la misma naturaleza. Todo lo viejo fastidia. El tiempo todo lo destruye. A lo que no quita la vida, quita la gracia… Piensan algunos que la variación de las modas depende de que sucesivamente se va refinando más el gusto, o la inventiva de los hombres cada día es más delicada. ¡Notable engaño! No agrada la moda nueva por mejor, sino porque se juzga que lo es, y por lo común se juzga mal. Los modos de vestir de hoy que llamamos nuevos, por la mayor parte son antiquísimos. Aquel linaje de anticuarios que llaman medallistas (estudio que en las naciones también es de la moda) han hallado en las medallas que las antiguas emperatrices tenían los mismos modos de vestidos y tocados que, como novísimos, usan las damas en estos tiempos… Hoy renace el uso mismo que veinte siglos ha expiró. Nuestros mayores le vieron decrépito y nosotros le logramos niño. Enterróle entonces el fastidio y hoy le resucita el antojo (…)

…La razón de la utilidad debe ser regla de la moda. (…)Recíbase la que fuere útil y honesta. Condénese la que no trajera otra recomendación que la novedad.

Teatro crítico universal, Feijoó

SABER MÁS

Gregorio Mayans y Siscar: autor valenciano. A su afán reformador y renovador se deben la divulgación de los modelos clásicos y una nueva aproximación al Renacimiento.

ACTIVIDADES

1– Realiza un resumen del tema y haz un esquema de contenidos.

2– Lee atentamente los fragmentos de Jovellanos y Feijoó.

  • Subraya el tema y las ideas más importantes en cada uno de los discursos y que pueden recoger las opiniones de cada uno de sus autores.
  • Ahora resume las ideas fundamentales de cada texto.

3– Observa sus características:

  • ¿cuál crees que es la intención de cada uno?
  • Ya habrás comprobado que se trata de dos ensayos y que, como ya has estudiado en el tema, son textos que ofrecen la opinión del escritor. Por tanto, tienen los elementos propios de estos textos. Señala dónde aparece la tesis (la opinión del escritor) y cuáles son sus argumentos.

4– Estos fragmentos tienen un contenido bastante actual. Elige el tema de uno de ellos para crear tu propio discurso. Ya sabes que la capacidad de persuasión juega un papel muy importante para convencer, así que elige tus mejores argumentos (fíjate en las estrategias que usan los autores)

Educación pública

¿Es la instrucción pública el primer origen de la prosperidad social? Sin duda. Ésta es una verdad no bien reconocida todavía .

Las fuentes de la prosperidad social son muchas; pero todas nacen de un mismo origen, y este origen es la instrucción pública . La instrucción dirige sus raudales para que corran por varios rumbos a su término; la instrucción remueve los obstáculos que pueden obstruirlo, o extraviar sus aguas. Ella es la matriz, el primer manantial que abastece estas fuentes . Con la instrucción todo se mejora y florece; sin ella todo decae y se arruina en un estado.

¿No es la instrucción la que desenvuelve las facultades intelectuales y la que aumenta las fuerzas físicas del hombre? Ella le descubre, ella le facilita todos los medios de su bienestar, ella, en fin, es el primer origen de la felicidad individual.

Luego lo será también de la prosperidad pública.Sin duda que son varias las causas o fuentes de que se deriva esta prosperidad; pero todas tienen un origen y están subordinadas a él: todas lo están a la instrucción. ¿No es ella la que ha inventado sus instrumentos, la que ha mul­tiplicado sus máquinas, la que ha descubierto e ilustrado sus métodos? ¿Y se podrá dudar que a ella sola está reservado llevar a su última perfección estas fuentes fecundísimas de la riqueza de los individuos y del poder del Es­tado? ¿No es la ignorancia el más fecundo origen del vicio, el más cier­to principio de la corrupción? ¿No es la instrucción la que enseña al hom­bre sus deberes y la que le inclina a cumplirlos? La virtud consiste en la conformidad de nuestras acciones con ellos, y sólo quien los conoce puede desempeñarlos.

Memoria sobre educación pública

o tratado teórico-práctico de enseñanza. Jovellanos

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE