Polifemo y Galatea 1 y 2

   Estas que me dictó rimas sonoras
culta sí, aunque bucólica, Talía,
¡oh excelso conde!, en las purpúreas horas
que es rosas la alba y resicler el día,
ahora que de luz tu niebla doras,
escucha, al son de la zampoña mía,
si ya los muros no te ven, de Huelva,
peinar el viento, fatigar la selva.
 
   Templado, pula en la maestra mano
el generoso pájaro su pluma,
o tan mudo en la alcándara, que en vano
aun desmentir al cascabel presuma;
tascando haga el freno de oro, cano,
del caballo andaluz la ociosa espuma;
gima el lebrel en el cordón de seda,
y al cuerno, al fin, la cítara suceda.
 
 
Talía: la musa pastoral; rosicler: color rosado de la aurora; pula: de pulir, alisar; tascando: quebrando con ruido la hierba.

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.