Todos los que se incluyen tienen alguna irregularidad. En principio la regla contempla la adición de una -s pero ninguno de los sustantivos que se incluyen la siguen. Habrá incluso algunos sustantivos que no cambian en el plural.