Narrativa medieval (I)

Un resumen de la narrativa medieval desde El cantar de Mío Cid hasta el mester de clerecía del XIV pasando por el romancero.
1– LA ÉPICA MEDIEVAL: POEMA DE MIO CID

La épica es un género narrativo en verso que aparece en distintos países europeos. En ella se narran las hazañas de héroes. En la épica en España, el poema más famoso es el de Mío Cid. La fecha del manuscrito es confusa, pero podemos situarlo en torno al siglo XII.

TEMAS Y ESTRUCTURA

Rodrigo Díaz de Vivar es desterrado de Castilla por sospechar que el rey Alfonso tuvo algo que ver con la muerte de su hermano Sancho. En su marcha el Cid va conquistando tierras a los musulmanes y enviando presentes al rey. No faltan episodios en los que tiene que sortear las envidias de otros nobles castellanos, como el enfrentamiento con los infantes de Carrión. Finalmente, obtiene el perdón real y logra medrar socialmente casando a sus hijas con infantes de Aragón y Navarra. El texto se divide en tres cantares:

  • El cantar del destierro.

El Cid es expulsada de Castilla. Se despide de su mujer y marcha con sus hombres y busca posada. Una niña de nueve años le informa de que nadie va a acogerlo porque el rey los ha amenazado. El Cid se enfrenta a los enemigos y de todas sus victorias envía al rey presentes. Finalmente el rey lo perdona y permite que se reencuentre con su mujer y sus hijas en Valencia.

  • El cantar de las bodas

El rey propone al Cid el matrimonio de sus hijas doña Elvira y doña Sol con los infantes de Carrión. El Cid acepta y se celebran las bodas con grandes celebraciones.

  • El cantar de la afrenta de Corpes

Los infantes de Carrión se sienten humillados porque se puso en evidencia su cobardía cuando se escapó un león de su jaula y ellos corrieron a esconderse hasta que el Cid solucionó el incidente. Para vengarse deciden volver a Carrión con sus esposas y, de camino, en el robledal de Corpes, ultrajan y maltratan a las mujeres. El Cid no toma venganza por la fuerza, sino que se organiza un juicio donde los de Carrión son declarados culpables. Los infantes de Navarra y Aragón solicitan a las hijas del Cid en matrimonio, de modo que la honra queda restaurada.

 

2– ROMANCERO

El romancero está compuesto por unos poemas conocidos como “romances”. Los romances son composiciones de versos octosílabos que riman en asonante los versos pares. Se cree que los romances aparecen como consecuencia de la repetición de algunos fragmentos muy populares de los cantares de gesta, de ahí la métrica.

 

TIPOS DE ROMANCES

Hay romances líricos, que narran los amores entre moras y cristianos (o a la inversa)… Algunos narran historias relacionados con los cantares de Gesta.

3– MESTER DE CLERECÍA

Se trata de una especie de “escuela poética” de carácter culto y vinculada al estamento clerical. Esta escuela se caracteriza por la regularidad de la métrica, la transmisión escrita de los textos. Se desarrolla durante los siglos XIII y XIV.

  • Gonzalo de Berceo (XIII) es el primer autor de nombre conocido. Se trata de un clérigo riojano del que tenemos muy pocos datos. Escribió obras vinculadas a los santos y a la Virgen. Su obra más importante es Milagros de Nuestra Señora.
  • Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (XIV) es conocido por su obra El libro de buen amor. En ella no solo encontramos características propias del Mester y los temas son más profanos que en Berceo. Se trata de una obra llena de humor y de ironía donde Juan Ruiz nos cuenta sus aventuras amorosas desgraciadas para aconsejar al lector sobre cuál es el “buen amor”. Sus encuentros con rudas serranas serán, un siglo después, inspiración para las serranillas del Marqués de Santillana.

 

RECUERDA

Narrar es contar hechos reales o imaginarios que les suceden a unos personajes en un lugar y un tiempo determinados.

SABER MÁS

  • Los textos épicos tienes versos de arte mayor, en torno a las 16 sílabas. El Cantar de Mio Cid que conservamos, copiado por un tal Per Abat, se caracteriza por su métrica irregular en la que los versos tiene rima asonante en largas tiradas.
  • Los cantares se reproducían oralmente por los juglares. En ellos encontramos rasgos deveréis oralidad como “veréis”, “oiréis”…
  • Uno de los recursos más frecuentes es el llamado epíteto épico, que sirve para caracterizar a los personajes con una fórmula: “el Cid, que en buena hora nació”.

 

Mester traigo fermoso, non es de joglaría
mester es sin pecado, ca es de clerezía
fablar curso rimado por la cuaderna vía
a sílabas cuntadas, ca es grant maestría.

 ACTIVIDADES

1– Haz un esquema con los contenidos del tema.

2– Este fragmento del Cantar de Mio Cid pertenece a la segunda parte, el Cantar de las Bodas. La esposa e hijas del Cid se reúnen con él en Valencia, ciudad que ha conquistado.

  • Señala los elementos propios de la épica que aparecen en el fragmento.
  • Métrica y rima
  • Epítetos
  • Apelación del juglar al auditorio
  • ¿Qué personajes se mencionan en el fragmento? ¿Quiénes son?

3– Busca un milagro de Gonzalo de Berceo y redáctalo como si se tratara de una noticia de actualidad.

4– Preparad un fragmento del Cid Campeador o un milagro de Gonzalo de Berceo y realizad una representación en clase. Utiliza tu imaginación: puedes hacer una adaptación teatral, un corto, una animación con dibujos, una musical…

5– Señala las características propias del Mester de Clerecía que se subrayan en el texto “Mester traigo fermoso…” que aparece en la imagen.

6– Investiga: busca un romance conocido (puedes preguntar a personas mayores, es posible que se sepan alguno de memoria). Comprueba que reúne las características que hemos estudiado. Apréndelo y recítalo en clase. También podéis hacer pequeños grupos para dramatizar el contenido.

 

El caballo llamado Babieca cabalga,

hizo una carrera, ésta fue extraordinaria,

cuando hubo corrido todos se maravillaban;

desde ese día se apreció Babieca en cuan grande

»fue España.

Al fin de la carrera mio Cid descabagaba,

se dirigió a su mujer y sus hijas, ambas,

“Merced, Campeador, en buen hora ceñisteis espada,

heme auí, señor, yo y vuestras hijas ambas,

¨con Dios y con vos buenas están y criads”.

A la madre y a las hijas bien las abrazaban,

del gozo que tenían de sus ojos lloraban.

Oíd lo que dijo el que en buen hora fue criado:

“Vos, doña Jimena, mujer querida y honrada,

y mis dos hijas, mi corazón y mi alma,

entrad conmigo en Valencia la casa,

en esta heredad que por mí tenéis ganada”.

Madre e hijas las manos besaban.

Con gran honra ellas en Valencia entraban.

Versión de Francisco Marcos Marín

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.