Los refranes de Sancho

Partimos de dos textos, uno de El Quijote y otro en torno a los refranes. A partir de ellos se les plantea la idea de refrán y de frase hecha y se plantean tanto preguntas sobre los textos como distintas actividades. 

LECTURA EN VOZ ALTA

Los refranes de Sancho

También, Sancho, no has de mezclar en tus pláticas la muchedumbre de refranes que sueles; que, puesto que los refranes son sentencias breves, muchas veces los traes tan por los cabellos, que más parecen disparates que sentencias.

—Eso Dios lo puede remediar -respondió Sancho-, porque sé más refranes que un libro, y viénenseme tantos juntos a la boca cuando hablo, que riñen por salir unos con otros, pero la lengua va arrojando los primeros que encuentra, aunque no vengan a pelo. Mas yo tendré cuenta de aquí adelante de decir los que convengan a la gravedad de mi cargo, que en casa llena presto se guisa la cena, y quien destaja no baraja, y a buen salvo está el que repica, y el dar y el tener seso ha menester.

—¡Eso sí, Sancho! —dijo don Quijote—: ¡encaja, ensarta, enhila refranes, que nadie te va a la mano! ¡Castígame mi madre, y yo trómpogelas! Estoyte diciendo que escuses refranes, y en un instante has echado aquí una letanía dellos, que así cuadran con lo que vamos tratando como por los cerros de Úbeda. Mira, Sancho, no te digo yo que parece mal un refrán traído a propósito, pero cargar y ensartar refranes a troche moche hace la plática desmayada y baja

—Bien sé firmar mi nombre -respondió Sancho-, que cuando fui prioste en mi lugar, aprendí a hacer unas letras como de marca de fardo, que decían que decía mi nombre; cuanto más, que fingiré que tengo tullida la mano derecha, y haré que firme otro por mí; que para todo hay remedio, si no es para la muerte; y, teniendo yo el mando y el palo, haré lo que quisiere; cuanto más, que el que tiene el padre alcalde… Y, siendo yo gobernador, que es más que ser alcalde, ¡llegaos, que la dejan ver! No, sino popen y calóñenme, que vendrán por lana y volverán trasquilados; y a quien Dios quiere bien, la casa le sabe; y las necedades del rico por sentencias pasan en el mundo; y, siéndolo yo, siendo gobernador y juntamente liberal, como lo pienso ser, no habrá falta que se me parezca. No, sino haceos miel, y paparos han moscas; tanto vales cuanto tienes, decía una mi agüela, y del hombre arraigado no te verás vengado.

—¡Oh, maldito seas de Dios, Sancho! -dijo a esta sazón don Quijote—. ¡Sesenta mil satanases te lleven a ti y a tus refranes! Una hora ha que los estás ensartando y dándome con cada uno tragos de tormento. Yo te aseguro que estos refranes te han de llevar un día a la horca; por ellos te han de quitar el gobierno tus vasallos, o ha de haber entre ellos comunidades. Dime, ¿dónde los hallas, ignorante, o cómo los aplicas, mentecato, que para decir yo uno y aplicarle bien, sudo y trabajo como si cavase?

 

Don Quijote de la Mancha. Miguel de Cervantes

 

El refrán misterioso

 

Durante el tiempo en que, después de puesto el sol, cesa la claridad que de él procede, la generalidad de los mamíferos carnívoros de la familia de los félidos, digitígrados, domésticos, de unos cinco decímetros de largo desde la cabeza hasta el arranque de la cola, que por sí sola mide dos decímetros aproximadamente, producen en el sensorio común una impresión oscura, con algo de amarillo y rojo, como el de las láminas, planas y delgadas de que se visten algunos vegetales cuando carecen de jugo y humedad.

 

María Ángeles Maeso

 

COMPRENSIÓN

1– Lee el texto de Cervantes y responde

  • ¿Qué es un refrán?
  • Haz una lista de todos los refranes que emplea Sancho Panza en este fragmento y luego explícalos.
  • ¿Qué opina don Quijote de los refranes de Sancho?
  • ¿Crees tú que Sancho es capaz de hablar de otra manera, sin emplear tantos refranes? Razona la respuesta.
  • Por los cerros de Úbeda, a troche y moche: son expresiones que dice don Quijote. ¿Podemos considerar que son refranes? Razona la respuesta.

2– Lee el texto “El refrán misterioso” y responde.

  • Este texto es un circunloquio ¿Sabes que en sólo siete palabras puede resumirse? Intenta descubrirlas.
  • Convierte estos refranes en circunloquios.
    • No es oro todo lo que reluce.
    • Cada oveja con su pareja.
  • Lee y explica qué quieren decir:
    • Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
    • Con pies de plomo.
    • Viento en popa.
    • De armas tomar.
    • El hombre y el oso, cuanto más feo más hermoso.
    • Al que madruga Dios le ayuda.
    • Más vale pájaro en mano que cien volando.
    • Con pan y vino se anda el camino.
    • Estar a dos velas.
  • Clasifica los ejemplos anteriores según sean refranes, frases hechas o locuciones.

 

EXPRESIÓN

1– Escribe una lista con todos los refranes que conozcas. ¿Llegas a veinte refranes? Explica el significado de cada uno.

2– Inventa cinco refranes. Recuerda que las características de un refrán. Consulta el siguiente apartado.

 

BUSCA INFORMACIÓN

1– Busca información acerca de los refranes. Consulta: http://www.misrespuestas.com/que-son-los-refranes.html

  • ¿Qué es el refranero español?
  • Definición de refrán.
  • Características de un refrán.
  • Refrán, sentencia, dicho ¿En qué se distinguen?

 

SUSCRÍBETE POR CORREO:

No olvides validar tu correo tras suscribirte

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.