Literatura del siglo XVIII

Un texto sencillo sobre la literatura del siglo XVIII pero más que suficiente para ayudar al alumnado a contextualizar los distintos textos y tendencias de este siglo infravalorado.

Contexto histórico

El siglo XVIII empieza con la Guerra de Sucesión, ya que en último monarca de los Austrias (Carlos II) murió sin descendencia. La victoria fue para los franceses y subió al trono Felipe V. Con este monarca se inicia en España la dinastía de los Borbones. Al finalizar el siglo también se produce otra guerra, la de la Independencia, levantamiento contra los franceses y la invasión napoleónica.

En este siglo se produce un cambio en la manera de pensar. Este nuevo cambio en el pensamiento, se denomina Ilustración que defiende la razón como fuente del conocimiento. Este nuevo pensamiento avanzó lentamente en España debido a la nobleza y el clero, dos frentes que no estaban de acuerdo con él y reaccionaron negativamente ante su avance.

El despotismo ilustrado

La forma de gobierno del siglo XVIII se denomina Despotismo Ilustrada, cuyo lema es “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Este nuevo modo de gobernar favorece grandes reformas en el campo de la educación, la agricultura, la industria, el comercio y la ciencia, si bien no se puede considerar un gobierno que apostara por la democracia. El pueblo continuaba aferrado a su pasado ya sus tradiciones y no aceptaba las nuevas ideas.

El gobierno de la nación favorece la construcción de grandes monumentos, la puerta de Alcalá, el palacio de telecomunicaciones, la Biblioteca Nacional. A su vez, se crean instituciones como la Real Academia de la Lengua, la Real Academia de la Historia, el Jardín Botánico o el Museo del Prado. Es muy importante el auge de la prensa, que permitió un intercambio cultural con el extranjero.

Tendencias artísticas

Durante el siglo XVIII tienen lugar las siguientes tendencias literarias:

El postbarroquismo: permanecen en este siglo las tendencias del Barroco, del siglo anterior. Esta tendencia quedar reducida a un arte recargado y extravagante. Se limita a repetir y copiar algunos elementos del Barroco del siglo anterior. El género más cultivado es el teatro; las obras que tienen más éxito son las comedias de magia.

El Neoclasicismo: es el movimiento que pone de manifiesto en las artes los principios de la Ilustración. Se caracteriza por lo siguiente:

  • El arte está sometido a una serie de normas que dicta la razón. Los preceptistas son los que las difunden y también velan por ellas (a esas normas se someten todos los autores).
  • La obra debe tener alcance universal y aire de verosimilitud.
  • Se debe mantener la unidad de estilos, evitando mezclar verso y prosa, tragedia y comedia, el tono elevado y el familiar.
  • La obra debe tener una finalidad moral y educativa.

El Prerromanticismo: en el último tercio del siglo, llega a nuestro país el Pre romanticismo, que se había iniciado en Alemania e Inglaterra. En este movimiento lo más importante son los sentimientos.

Cada una de estas tendencias dura aproximadamente un tercio de siglo.

Géneros y autores

Didáctica en prosa: el ensayo

El ensayo en la primera mitad de siglo: Feijoo

Fray Benito de Feijoo recogió las ideas del pensamiento de la Ilustración. Es representante fundamental del enciclopedismo de su época: un nuevo espíritu innovador que pretende reunir todo el saber del momento. El enciclopedismo se inició en Francia. Feijoo quiere combatir las supersticiones del pueblo, ya que considera que impiden el progreso. Sus obras fueron muy polémicas ya que pretendía conciliar el espíritu de la Ilustración y la ideología de la Iglesia católica. Muchos intelectuales de su época no lo comprendían. La intención de sus obras es didáctica, siempre pretende enseñar algo. Todos sus escritos los reunió en una sola obra llamada Teatro Crítico Universal.

El ensayo en la segunda mitad del siglo: Cadalso

En la segunda mitad del siglo surge en un escritor, llamado José Cadalso. Este escritor inicia su trayectoria literaria siguiendo las ideas de la Ilustración. Sin embargo, también escribe obras prerrománticas. Su primera obra se titula Los eruditos a la violeta. En esta obra critica la supuesta erudición de las clases elevadas, con un fino humor.

Su obra más importante en es Cartas marruecas. En esta obra presenta un panorama social y cultural de este país. Determina que el fracaso de España se ha producido por las continuas guerras y por el carácter perezoso de los españoles. Otro factor muy importante es la superstición dominante en el país.

Los ensayos de Jovellanos

Quizás el escritor dedicado al ensayo en cuerpo y alma es Jovellanos. Durante toda su vida, su objetivo fue reflexionar sobre los problemas de la época. Muchos de sus informes quieren resolver éstos. Su intención es siempre didáctica, tal como se aconsejaba en la época ilustra. Jovellanos es un ejemplo de hombre ilustrado, por excelencia.

Didáctica en verso: las fábulas

En esta época, se desarrollan con gran éxito un género didáctico, en verso, denominado fábulas. Este género permite combinar la literatura y el pensamiento crítico de la época. Asimismo, permite llevar a la práctica el didactismo, propio de este siglo.

Entre sus características principales destacamos:

  • Se trata de un género literario mixto, entre la Didáctica y la Narrativa.
  • La fábula termina con una moraleja, que expresa un contenido moralizante o didáctico.
  • Muchas veces expone virtudes y vicios de manera irónica.
  • Los dos autores más importantes son Samaniego (que ridiculiza los defectos humanos con fino humor) e Iriarte (que recoge las preocupaciones estéticas de la época y defiende, la importancia de unir lo útil con lo estético, mediante un estilo sencillo.

La Lírica

El desarrollo de la lírica tiene algunos problemas en el siglo XVIII, ya que gracias al desarrollo del pensamiento ilustrado es muy difícil cultivar ciertos temas. Destacan dos tendencias:

La escuela salmantina empieza cultivando una poesía mitológica y anacreóntica (aquella que ensalza a la mujer y los placeres de la vida, en un tono bucólico). Sin embargo, no todos los autores estaban de acuerdo con este tipo de poemas y por causa de las críticas de Jovellanos, se empieza a cultivar una poesía filosófica e ilustrada de carácter pragmático. En ese momento se llena de ideas filosóficas y morales, que expresan el pensamiento de la Ilustración. Su máximo representante es Meléndez Valdés (que también había cultivado la poesía anacreóntica).

La escuela sevillana quiere restaurar el clasicismo de la poesía de Fernando de Herrera (del siglo XVI). Es una poesía recargada.

El teatro

La comedia neoclásica:

Este género literario es muy adecuado para expresar el pensamiento ilustrado y para enseñar a los espectadores; por lo tanto consigue ser didáctico. Aunque la comedia neoclásica contaba con el apoyo oficial, el público prefería las representaciones del teatro postbarroco (al que hemos aludido antes). Las características de la comedia neoclásica son las siguientes:

  • La obra debe servir para propagar las ideas reformistas y educar a los espectadores.
  • La obra debe tener una intención didáctica.
  • Debe respetar la regla de las tres unidades (tiempo, lugar y acción).
  • Debe ofrecer un argumento verosímil.
  • Debe mantener el decoro de sus personajes (los personajes debe hablar y actuar de acuerdo con su condición social).
  • La obra debe atenerse a un solo género: No se debe mezclar tragedia y comedia.
  • La obra debe estar dividida en tres actos (que coinciden con la introducción, el nudo y el desenlace)

El autor más importante es Leandro Fernández de Moratín. Éste autor cumple todas las características enunciadas anteriormente. Sus obras responden plenamente al espíritu ilustrado. Desarrolla en muchas de ellas el tema de la libre elección de los cónyuges en el matrimonio (es decir, crítica los matrimonios de conveniencia) y también critica el tema de la desigualdad en cuanto a la edad de los cónyuges.

En algunas de las comedias observamos algunos rasgos propios del Prerromanticismo, ya que finalmente vencen los sentimientos sobre la razón. Las obras más importantes son El sí de las niñas, La comedia nueva o el café, El viejo y la niña.

Los sainetes de Ramón de la Cruz

En este siglo también se cultiva un subgénero teatral denominado sainete. El pueblo valoraba mucho los sainetes pero los intelectuales ilustrados de la época lo consideraban un género menor, totalmente inadecuado para poder enseñar el pensamiento ilustrado. Estos intelectuales pensaban que no debían representarse Representan cualquier situación cotidiana, siempre con realismo y como testimonio de las costumbres de la época.

La tragedia neoclásica

Los escritores de teatro españoles quisieron crear una tragedia de temas españoles, imitando el modelo francés, pero estos intentos fracasaron.

La novela

La novela de este siglo no tiene mucha difusión. Destaca Historia de fray Gerundio de Campazas. Alias Zotes. Su tema central es su tema central es la reforma educativa

El prerromanticismo

Muchas obras del siglo XVIII anuncian lo que será el Romanticismo posterior. Las más importantes son los siguientes:

Teatro: El delincuente honrado (Jovellanos).

Novela dialogada: Noches lúgubres (Cadalso)

Rasgos fundamentales que observamos en estas obras:

  • Gran importancia y valoración de los sentimientos.
  • La literatura está basada en la exaltación de la intimidad.
  • Desaparición del tono didáctico de las obras.
  • No siguen las normas y preceptos del Neoclasicismo.
  • Valoran los paisajes y escenarios tétricos, oscuros, tenebrosos

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE