Lírica del XVIII

La ilustración cultivó la poesía de una forma parcial y siempre con un tono didáctico. En este artículo se pasa revista a las características históricas más importantes y a las características generales de la lírica en este periodo.
1– SIGLO XVIII. SIGLO DE LAS LUCES

Durante este siglo se produce un crecimiento demográfico, La mayor necesidad de alimentos favorecerá el desarrollo de la agricultura y la conocida “Revolución industrial”: e desarrollo de grandes fábricas e innovaciones técnicas.

El lema “todo para el pueblo pero sin el pueblo” procede del despotismo ilustrado y refleja la actitud de las monarquías absolutas, que aún perduran, hacia un enriquecimiento de la cultura y la adquisición de un discurso paternalista. Los políticos ilustrados se esfuerzan por hacer reformas que separen el poder civil del religioso, y, en general, por mejorar y modernizar el sistema.

El acontecimiento más significativo e importante de este siglo es la Revolución francesa: el hombre ya no está predeterminado solo por haber nacido con determinado linaje, sino que sus obras serán las que condicionen su vida. La eliminación de la esclavitud, la tolerancia religiosa, la supresión de los derechos de nacimiento, la igualdad de derechos o la extensión de la enseñanza son algunos ejemplos de las ideas y principios ilustrados.

En España se fundan importantes instituciones culturales como la Real Academia Española, la Biblioteca Nacional, Real Academia de la Historia…

En esta época ilustrada, la razón es la base y, por tanto, todo conocimiento se basa en la misma, quedando a un lado las causas como Dios, las costumbres y tradiciones, tan importantes en el siglo anterior. Todo esto favorecerá el desarrollo científico y hace posible una mejora del bienestar terrenal; de este modo, dos actitudes convivirán: se extiende el deísmo, como la existencia de un ser superior, pero no determina una religión concreta, y el ateísmo.

2– LA ESTÉTICA DE LA ILUSTRACIÓN

  • Se produce una vuelta a los modelos grecolatinos, y al clasicismo francés, es el Neoclasicismo.
  • El arte también está sujeto a la razón.
  • Se revaloriza la naturaleza, el sentimiento y el individualismo, anticipando ya las ideas del Romanticismo.
  • En el campo de la literatura se seguirán unas reglas: clara distinción entre los géneros literarios dentro de una obra; las obras teatrales respetarán la regla de las tres unidades que se perdió con la comedia nueva.

3– LA LÍRICA DEL XVIII

Se muestra la evolución del paso del pensamiento barroco al ilustrado. Este cambio se deja ver en el estilo y temática. Se tiende, poco a poco, a la creación de una poesía más sencilla, es decir, la estructura sintáctica es menos compleja, y más directa.

Los modelos a seguir para los poetas neoclásicos son los grandes poetas españoles del Renacimiento, la lírica tradicional y popular española (romances, letrillas…), los clásicos grecolatinos y escritores neoclásicos franceses e italianos.

Los temas de la lírica ilustrada son la alabanza a las bellas artes, las ideas de las reformas sociales, el desarrollo científico y filosófico, los ideales de fraternidad, pues se desprecia la guerra y se exalta la paz y la tolerancia, el rechazo de la ignorancia y de la superstición, la importancia de la educación para el perfeccionamiento del ser humano. Es decir, aspectos, todos, que refieren a la utilidad y a la mejora del sistema social. Así, todos se irán plasmando e irán dando lugar a un tipo de poesía filosófica.

Pero junto a la poesía filosófica también se cultiva otra de tema pastoril y de exaltación de la naturaleza y de lo sensual, tan próxima a la poesía bucólica renacentista y anacreóntica, y se caracteriza por el uso del metro corto y estrofas breves, que exalta el amor y alaba los placeres mundanos, en tono festivo y alegre. Elementos que participan del escenario de la naturaleza están presentes como los arroyos, grutas, aves, como el ruiseñor o la paloma, y, rememorando el ámbito grecolatino, también harán referencias al mundo mitológico, por tanto, muy ligado también a su admiración por los poetas renacentistas. Meléndez Valdés destacaba por sus anacreónticas, entre otros géneros.

Otro tipo de poesía que pone como base la razón es la fábula que cultivan autores como Félix María de Samaniego y Tomás de Iriarte, un tipo de poesía moral y pedagógica.

4– EL FINAL DE LA ÉPOCA ILUSTRADA

La poesía que se cultiva a finales de siglo ya se puede clasificar como prerromántica pues deja entrever aspectos del movimiento próximo. Sentimientos y sensaciones como la angustia, la exaltación, lo pasional y sentimental queda plasmado en los poemas a través de procedimientos retóricos como la interrupción del verso mediante los puntos suspensivos, las exclamaciones, las frases se entrecortan, uso del léxico del campo emotivo.

Este tipo de poesía la cultivan jóvenes poetas, cuyos ideales se aproximan a los de la Revolución francesa.

ODA A LA PRIMAVERA

La blanda primavera
derramando aparece
sus tesoros y galas
por prados y vergeles.

Despejado ya el cielo
de nubes inclementes,
con luz cándida y pura
ríe a la tierra alegre.

De esplendores más rico
descuella por oriente
en triunfo el sol y a darle
la vida al mundo vuelve.

Medrosos de sus rayos
los vientos enmudecen,
y el vago cefirillo
bullendo les sucede,

el céfiro, de aromas
empapado, que mueven
en la nariz y el seno
mil llamas y deleites.

Revolantes las aves
por el aura enloquecen,
regalando el oído
con sus dulces motetes;

y en los tiros sabrosos
con que el Ciego las hiere
suspirando delicias,
por el bosque se pierden,

mientras que en la pradera
dóciles a sus leyes
pastores y zagalas
festivas danzas tejen

y los tiernos cantares
y requiebros ardientes
y miradas y juegos
más y más los encienden.

Y nosotros, amigos,
cuando todos los seres
de tan rígido invierno
desquitarse parecen,

¿en silencio y en ocio
dejaremos perderse
estos días que el tiempo
liberal nos concede?

Una vez que en sus alas
el fugaz se los lleve,
¿podrá nadie arrancarlos
de la nada en que mueren?

Un instante, una sombra
que al mirar desparece,
nuestra mísera vida
para el júbilo tiene.

Ea, pues, a las copas,
y en un grato banquete
celebremos la vuelta
del abril floreciente

SABER MÁS

Algunos poetas del XVIII

José Cadalso: A Venus, Letrillas satíricas

Juan Meléndez Valdés: A unos lindos ojos, De los besos de amor, De la primavera.

Nicolás Fernández de Moratín: Oda a los ojos de Dorisa, Saber sin estudiar.

Leandro Fernández de Moratín: Elegía a las musas

Félix María de Samaniego: La cigarra y la hormiga, La lechera

Tomás de Iriarte: El burro flautista, El té y la salvia.

SABER MÁS

Poetas prerrománticos

José María Blanco-White, Nicasio Álvarez Cienfuegos, José Marchena.

Algunos de ellos serán los maestros de grandes poetas del Romanticismo como Espronceda o Bécquer.

ACTIVIDADES

1– Haz un resumen del tema y realiza un esquema de conceptos.

2– Lee el poema Oda a la Primavera, de Meléndez Valdés.

  • Haz un resumen del poema.¿Cuál es el tema del poema? ¿Qué crees que quiere exaltar su autor? ¿Crees que es un poema idealista, sentimental, qué expresa? ¿Puedes relacionar este poema, por los elementos que aparecen, a otra época literaria? Justifica tu respuesta.
  • Analiza la métrica e identifica algunas figuras literarias más representativas.
  • Habrás observado que el poema aún marca, en algunos de sus versos, una estructura compleja, influencia barroca. Señala alguna estrofa que lo ejemplifique y coméntala.

4– Lee la fábula del burrito flautista. Hay un verso que se repite constantemente ¿A qué se debe esta insistencia? ¿Cuál es la moraleja? ¿Qué relación tiene con las ideas propias del siglo XVIII?

Esta fabulilla,
salga bien o mal,
me ha ocurrido ahora
por casualidad.

Cerca de unos prados
que hay en mi lugar,
pasaba un borrico
por casualidad.

Una flauta en ellos
halló, que un zagal
se dejó olvidada
por casualidad.

Acercóse a olerla
el dicho animal,
y dio un resoplido
por casualidad.

En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad.

«iOh!», dijo el borrico,
«¡qué bien sé tocar!
¡y dirán que es mala
la música asnal!»

Sin regla del arte,
borriquitos hay
que una vez aciertan
por casualidad.

Iriarte. Fábulas

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.