Lírica barroca

En esta ocasión analizamos, para secundaria, la lírica barroca. Las distintas salidas al pesimismo de la época plasmadas en las figuras de Góngora, Quevedo y Lope, tres genios indudables de la poesía española. 

1– CONTEXTO HISTÓRICO

El Barroco es un periodo de la historia que se caracteriza por su pesimismo. Durante el reinado de los llamado “Austrias menores” el país entra en crisis:

  • Crisis política: los reyes delegan el poder en los validos, que son los que realmente ejercen el poder.
  • Conflictos dentro de la península y en Europa que consumen los recursos de la Corona.
  • Crisis social: empobrecimiento de la población, epidemias, pestes.
  • Conflictos religiosos: expulsión de los moriscos. Se da mucha importancia a la pureza de sangre y se rechaza a todos los que son sospechosos de no ser cristianos viejos.

2- CARACTERÍSTICAS GENERALES

El Barroco es un movimiento cultural que tiene lugar durante el siglo XVII. El profundo malestar social desemboca en el “desengaño barroco”:

  • Una visión pesimista del mundo, lleno de maldades, falsedades.
  • Rechazo a los bienes mundanos, vanidad de vanidades
  • Presencia de la idea de la fugacidad de la vida, del acecho de la muerte, el pecado.
  • Idea de ilusión y apariencia que oculta la verdad.

En cuanto a los aspectos formales y temáticos:

  • Se exageran las formas, se retuercen, se complican: empleo de un lenguaje brillante, se acumulan las metáforas, los hipérbatos, las hipérboles, los quiasmos y encabalgamientos…
  • Se favorecen los contrastes: lo bello y lo grotesco, las luces y las sombras, lo religioso y lo profano…
  • Empleo de temas mitológicos, en ocasiones de forma jocosa o burlesca
  • Temas barrocos frecuentes son el amor, la muerte, el paso del tiempo (tempus fugit), crítica social, burla…
  • En la métrica se siguen empleando los versos Renacentistas. El soneto adquiere gran importancia. Los poetas también componen romances, cancioncillas de sabor popular, letrillas… Es lo que se conoce como “Romancero Nuevo”.

2– EL CONCEPTISMO Y EL CULTERANISMO

Tradicionalmente se han considerado que existen dos corrientes. En los últimos años se viene afirmando que no se trata de dos posturas tan opuestas. Ambas responden al gusto por la complicación formal y conceptual.

  • Culteranismo: busca la exuberancia formal y la creación de belleza formal a través de un lenguaje preciosista, colorista y rico en imágenes. Góngora es su máximo representante.
  • Conceptismo: pretende sorprender al lector a través del ingenio. La complicación tiene que ver con el empleo de ironías, dobles sentidos, metáforas ingeniosas, contrastes expresivos… Su máximo exponente es Quevedo.

3– AUTORES

Luis de Góngora (1561-1627)

Su gran formación humanística y su amplia cultura hacen de su poesía un conjunto complejo que los críticos han dividido en dos grupos:

  • Poesía popular: villancicos; letrillas; romances históricos, pastoriles, moriscos, burlescos…
  • Poesía culta: en este grupo se incluyen sus sonetos y los grandes poemas: Fábula de Polifemo y Galatea, compuesta en octavas reales, y las Soledades, obra inacabada escrita en silvas.

Francisco de Quevedo (1580-1645)

Nacido en el seno de una familia noble. En su obra se refleja su rechazo a judíos y conversos. Escribió obras en prosa. Son famosas El buscón, o Los sueños. Podemos establecer varios grupos:

  • Poesía amorosa: sonetos de temática petrarquista.
  • Poesía moralizante: en el que aborda temas relacionados con el paso del tiempo, el desengaño o la crisis política y social.
  • Poesía satírico-burlesca: muy conocidas son sus composiciones jocosas en las que emplea un lenguaje incluso vulgar.

Félix Lope de Vega (1562-1635)

La poesía de Lope es más sencilla y clara. Una poesía llana. Recibe gran influencia de la literatura popular y muchas de sus composiciones aparecen insertas en sus obras de teatro. Su vida amorosa se recrea a menudo en su literatura. En la última etapa de su vida se ordena sacerdote y escribe temática religiosa.

SABER MÁS

En este soneto de Lope de Vega se explica, precisamente, la estructura del propio soneto:

“Un soneto me manda hacer Violante,

que en mi vida me he visto en tal aprieto;

catorce versos dicen que es soneto:

burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante

y estoy a la mitad de otro cuarteto;

mas si me veo en el primer terceto

no hay cosa en los cuartetos que me espante. 

Por el primer terceto voy entrando

y parece que entré con pie derecho,

pues fin con este verso le voy dando. 

Ya estoy en el segundo, y aún sospecho

que voy los trece versos acabando;

contad si son catorce, y está hecho”.

SABER MÁS

Lope tuvo una vida amorosa muy activa. En 2010 se hizo una película, galardonada con dos premios Goya, en la que aparecen dos de las mujeres con las que tuvo relación. En la película también aparecen muchos aspectos de su poesía y su teatro. Puedes ver el trailler de la película aquí:

www.youtube.com/watch?v=T4T28OSkqX4

ACTIVIDADES

1– Haz un esquema con los contenidos del tema.

2– Elabora un cuadro en el que compares la lírica del Renacimiento y del Barroco, sus similitudes y sus diferencias.

3– Analiza estos poemas:

  • Resumen y tema
  • Métrica y estructura. ¿Cómo se llama esta composición?
  • Figuras retóricas que se emplean.
  • Estilo del texto.

4– Escribe un poema imitando al de Lope en el que enumeres todas las sensaciones que te despierta una persona, un sentimiento, un momento del día…

5– Investiga sobre la poesía satírica. ¿Qué es? ¿Quién la escribía? ¿De qué asuntos hace mofa?

Desmayarse

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

áspero, tierno, liberal, esquivo,

alentado, mortal, difunto, vivo,

leal, traidor, cobarde y animoso:

no hallar fuera del bien centro y reposo,

mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,

enojado, valiente, fugitivo,

satisfecho, ofendido, receloso:

huir el rostro al claro desengaño,

beber veneno por licor süave,

olvidar el provecho, amar el daño:

creer que el cielo en un infierno cabe;

dar la vida y el alma a un desengaño,

¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.

Lope de Vega

Amor constante más allá de la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora a su afán ansioso lisonjera;

Mas no, de esotra parte, en la ribera,
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
Venas que humor a tanto fuego han dado,
Medulas que han gloriosamente ardido:

Su cuerpo dejará no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Quevedo

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE