Lenguas y variedades

Las lenguas presentan variedades geográficas, sociales, culturales, etc. En esta entrada pasamos revista a todas ellas.

Las diferentes circunstancias sociales, geográficas, de situación e incluso individuales contribuyen a que existan diferentes formas de usar el código de una lengua. Hay tres tipos de variedades:

  • Variedad geográfica (dialectal, diatópica, geolecto o dialecto). Originadas por la diferenciación de una lengua en las distintas zonas del territorio. Así hablamos del español de Madrid, del español de Murcia, del español de La Mancha… Si la diferenciación es mayor, pero sin llegar a separarse del código común, hablamos de dialecto.
  • Variedad social (diastrática o sociolecto). Estas vienen determinadas por las diferentes características de los grupos sociales: su edad, su hábitat rural o urbano y su educación letrada o iletrada. Aquí usaremos siempre el término nivel y distinguimos:
    • Nivel letrado culto: el que se vale de mayor precisión léxica y de uso de términos abstractos, mejor estructurado sintácticamente, gran variedad de conectores y un cuidado especial en la pronunciación y en la entonación.
    • Nivel letrado medio o estándar. Adopta las exigencias normativas, pero es menos meticuloso y rígido que el anterior. Es la variedad que se ajusta a la norma o conjunto de usos tomados como modelo de comportamiento lingüístico. Se difunde a través de la enseñanza y los medios de comunicación.
    • Nivel popular. Se caracteriza por la expresión de la subjetividad mediante aumentativos, diminutivos (“¡Vaya cochazo!”); interrogaciones retóricas (“¿Qué me dices?”); afirmaciones y negaciones enfáticas (“de puta madre”, ¡Pues sí, hombre!, ¡Claro, faltaría más!); la apelación al oyente (“Mira, cariño”); y la economía del lenguaje mediante acortamientos (“cole”, “peque”); empleo de comodines (“¡Dame ese chisme!”) y muletillas (“Y yo le dije, ¿no?, que si que­ría…”).
    • Nivel iletrado o vulgar, en el que el hablante descuida la lengua no voluntariamente sino por falta de instrucción. Nos referimos a ciertos usos incorrectos, anómalos o al margen de la norma estándar y de las normas regionales. Por ejemplo: acortamientos (*ajubilo, *paralís) o alargamientos: (*descambiar); metátesis (*Grabiel); alteración de género (*cuala); solecismo (*me se rompió); alteraciones verbales (*cantastes, *veste); falsa concordancia del verbo haber con valor impersonal (*habíamos muchas personas); uso de “de que” con valor temporal (*de que venga el niño).
  • Variedad situacional (estilística, diafásica o fasolecto). Determinadas por las distintas situaciones comunicativas para el hablante: contexto formal (conferencia, entrevista de trabajo, etc.) requiere un registro diferente al de una conversación entre dos amigos, por ejemplo. Podemos mencionar dos registros existentes:
    • Formal: un ritual, en un examen, en una conferencia, petición en una ventanilla, presentación de un desconocido, etc.
    • Informal (coloquial o espontáneo). Se corresponde con el grado cero de planificación y se suele dar en situaciones de confianza (entre amigos, familiares, etc.). Los rasgos son los mismos que para los niveles culto y popular, respectivamente.

Jergas y lenguajes especiales

Jerga es el conjunto de formas de expresión características de un grupo. Así tendremos:

  • Las jergas profesionales o lenguajes especiales, que están dentro de los fasolectos. Por ejemplo la jerga de la medicina, el lenguaje administrativo-jurídico, el lenguaje periodístico-político, la jerga taurina, la jerga futbolística, la jerga de los móviles y del chateo, etc.
  • Las jergas propias de un grupo social. Por ejemplo el de la delincuencia (o lenguaje de germanías); el lenguaje de los jóvenes, etc. Todas tienen que ver con los sociolectos porque no se corresponden con una situación sino con los rasgos sociales del grupo.

Historia de las lenguas

En el mundo hay más de tres mil lenguas y, sin embargo, el número de estados no llega a doscientos, lo que significa que la mayoría de los países poseen varias lenguas, como le ocurre a España. Las lenguas tienen vida: nacen de otra lengua, crecen y desaparecen (o bien mueren definitivamente porque dejan de ser habladas o bien se transforman poco a poco en otra lengua distinta).

Las lenguas que tiene el mismo origen pertenecen a la misma familia lingüística. A la familia indoeuropea (pueblo que habitó hace cinco mil años el sur de Rusia y de allí se extendió por Europa y por Asia) pertenece el español y todas las lenguas románicas pero también el griego, las lenguas germánicas y las lenguas eslavas. Observa:

ORIGEN

LENGUAS ACTUALES

Griego

Griego actual

Latín

Lenguas románicas

Castellano
Catalán

Gallego
Francés

Italiano
Portugués

Rumano
Sardo

Lenguas germánicas

Inglés

Alemán

Sueco

Lenguas eslavas

Ruso

Polaco

Checo

Búlgaro

Situación lingüística en España

España es una nación multilingüe tanto desde la realidad sociolingüística como desde una perspectiva de política lingüística. Existen cuatro lenguas oficiales en el territorio.

CATALÁN

Resultado de la evolución del latín en el nordeste de la Península. Actualmente lo hablan cerca de siete millones de hablantes distribuidos por Cataluña, Baleares, gran parte de la Comunidad Valenciana, Andorra, Rosellón (Francia) y la ciudad de Alguer (Cerdeña).

En el Estatuto de Autonomía de 1932 es declarado lengua cooficial con el castellano en Cataluña. A partir de 1940 y hasta la Constitución de 1978 queda prohibido utilizar el catalán. Desde la vuelta de la democracia vuelve a tener la cooficialidad, aunque en Valencia se llama valenciano y en las Baleares, mallorquín. A lo largo de su historia, el catalán no dejó de hablarse ni en el medio rural ni el urbano, ni en el sociolecto alto ni en el iletrado.

GALLEGO

Actualmente hablado por dos millones y medio de personas en Galicia, parte de Asturias y León, es la lengua más aislada, por su situación, de las tres que en España descienden del latín. El Estatuto de Autonomía de Galicia de 1933 declara la cooficialidad del gallego con el castellano. Este estatuto no llegó a entrar en vigor al interferirse la guerra civil. La democracia la reconoció de nuevo en 1981.

VASCO

El nombre que esta lengua recibe en su sistema es euskera. En la actualidad cuenta con algo más de medio millón de hablantes, habitantes de Vizcaya, Guipúzcoa, parte de Álava y norte de Navarra, así como en los Bajos Pirineos Franceses. Es la única lengua que se conserva de las que se hablaban en la península cuando la invadieron los romanos. Por eso se clasifica como prerromana. Su origen sigue siendo desconocido. En 1933 se legaliza como cooficial con el castellano, en 1940 fue derogado y quedó prohibido su uso.

Desde 1979 el vasco conoce un poderoso resurgir, sobre todo en la población juvenil, en el que los vascos simbolizan la afirmación de una identidad cultural que no siempre se les ha reconocido.

ESPAÑOL O CASTELLANO

En los siglos XVI y XVII es la lengua de comunicación en Europa, como ahora es el inglés. Se desarrollan hacia el sur los dialectos del castellano:

Sefardí (judeoespañol o ladino) es el dialecto del castellano hablado por los judíos españoles expulsados de la Península por los Reyes Católicos a fines del siglo XV.

Tagalo es dialecto del castellano hablado en Filipinas. Está casi desapareciendo por la expansión del inglés.

El resto de dialectos meridionales tienen una serie de características comunes: el yeísmo: confusión en uno solo de los dos sonidos palatales “ll”, “y” pronunciados ambos como “y”; la relajación o pérdida de la -s final de sílaba o palabra /adíó/; la confusión de los sonidos r y l /sordao/; la pérdida de la -d- intervocálica /comío/: el uso oral de vocales abiertas en los plurales /muxerè/.

El español de América y el español en el mundo

El español, el tercer idioma por el número de hablantes (unos 400 millones), por el uso en Internet y por el número de personas que lo estudian en el mundo. Desde 1991 el Instituto Cervantes se ocupa de la difusión y enseñanza del español y la cultura española e hispanoamericana en todo el mundo. La Real Academia Española y las Academias de América mantienen una norma común, que difunden a través de su ortografía, su gramática y sus diccionarios. En 2009, 2010 y 2011 se publicaron las últimas versiones, con la incorporación como correctos de hábitos ortográficos y de vocabulario propios de toda la comunidad hispana.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.