Lenguaje y lengua. Niveles de lengua.

Este documento introduce al alumnado en los niveles de lengua (culto, coloquial y vulgar) con el objetivo de que adapte su discurso al interlocutor. Asimismo introduce el concepto de jerga. 

1– LENGUAJE Y LENGUA

En Lingüística llamamos Lenguaje a la “capacidad o facultad del ser humano para comunicarse mediante un código lingüístico”. Sin embargo, el diccionario de la RAE, solo en una de sus acepciones, dice expresamente “facultad de hablar”. En general, lo considera sinónimo de lengua y el uso así lo confirma: lenguaje y lengua se pueden utilizar indistintamente en algunos contextos, aunque nunca cuando nos referimos a los idiomas o lenguas (decimos “lengua española”, pero no “lenguaje español”). Por otra parte, hablamos de lenguaje informático, lenguaje de las abejas o lenguaje de las flores, como “conjunto de señales que dan a entender algo”.

 

2– LENGUA Y NIVELES DE USO DE LA LENGUA.

Lengua es “cada una de las manifestaciones reales de esa capacidad humana”; es decir, es cada uno de los códigos lingüísticos (idiomas) que nos sirven para comunicarnos (inglés, español, chino, gallego, etc.).

Dependiendo de la situación comunicativa, usamos las lenguas de una u otra forma. Por eso hablamos de niveles o registros de uso de la lengua:

  • Nivel culto: consiste en utilizar la lengua de forma precisa y correcta. Esto es, usar bien el vocabulario y la sintaxis, así como pronunciar correctamente. Todos los hablantes que han recibido formación son capaces de emplear este registro en situaciones de comunicación formal (por ejemplo, en una visita médica, al realizar un examen o al hablar con una persona desconocida). Así pues, nivel culto no quiere decir que no se entienda.
  • Nivel coloquial: es el que utilizamos constantemente en situaciones relajadas de comunicación (con los amigos, la familia,…). Se caracteriza por el descuido en la pronunciación, el vocabulario reducido y la sintaxis simple. Es espontáneo. A veces, incluso, los hablantes introducen algún vulgarismo.
  • Nivel vulgar: supone el desconocimiento de la norma lingüística, con errores en la pronunciación, el léxico, la morfología y la sintaxis. Ejemplos: dentrífico, ventiuno, agüelo, me se ha olvidao, habían muchos espectadores, la dije a mi hermana que viniera, marcharos, este aula, conducí, volvistes, detrás tuya, pienso de que eso no importa, entre más lo pienses… Evidentemente, los términos groseros y los insultos pertenecen al nivel vulgar. Solo los hablantes de muy escasa formación cultural emplean este registro de forma constante.

No debemos pensar que estos diferentes usos de la lengua constituyen bloques cerrados. La realidad cotidiana hace que los mezclemos en las distintas situaciones de comunicación con los demás, oscilando entre una mayor o menor formalidad.

 

3– LAS JERGAS

Por otra parte, llamamos jergas a las variedades de lengua que usan determinados grupos sociales a cuyos miembros los une algún tipo de relación (edad, profesión, actividad…) Se caracterizan por tener un léxico propio, cuyo uso identifica al hablante como miembro del grupo. Por eso hablamos, por ejemplo, de la jerga de los médicos o de los informáticos, que utilizan tecnicismos (términos específicos de sus respectivas disciplinas), así como de la jerga juvenil, con la que se afirma la cohesión del grupo diferenciándolo de otros, y que va cambiando con las diversas generaciones. Si una jerga pretende ocultar el mensaje, se la denomina argot. Este es el caso de la jerga de los delincuentes o jerga carcelaria, por ejemplo, que evoluciona constantemente, pues muchas de sus palabras pasan al habla común y, por tanto, ya no sirven para su finalidad principal: que no se entienda lo que se dice.

 

SABER MÁS

Como has estudiado en cursos anteriores, el lenguaje consiste en la comunicación a través de signos: el código de circulación, por ejemplo, es un lenguaje. Existen otros códigos no lingüísticos

 

RECUERDA

Existen tres tipos de signos según su relación con la realidad que representan:

  • Iconos: guardan una relación de parecido con la realidad: fotografías o gráficos.
  • Índices: existe una relación de causa-efecto entre el signo y su realidad: sonidos en la radio.
  • Símbolos: no guardan ninguna relación. Se establecen por convención: algunos logotipos. Las letras y las palabras están en este grupo.

 

ACTIVIDADES

1– Identifica el nivel de lengua de las siguientes oraciones:

  • ¡A poner la mesa, que ya viene tu padre!
  • Los ciudadanos debemos alegrarnos de que existan libertades en nuestro país.
  • ¿Quiés que vayamos en ca la agüela?
  • ¡En mi vida había andado tanto como ayer!
  • !Menudo palo, chaval!
  • Sí, es cierto que has fracasado, pero no debes abandonar tus expectativas.
  • Es el paso previo para acudir a la instancia jurídica superior.
  • Me se ha caío el arradio y se ha estropeao.
  • “Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa” (A. Machado: Juan de Mairena)
  • Lo que pasa en la calle.

2– Haz una lista de veinte términos propios de una jerga concreta. Puedes elegir la que quieras: juvenil, de informática, etc.

 

SUSCRÍBETE POR CORREO:

No olvides validar tu correo tras suscribirte

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.