Una proposición subordinada es aquella que mantiene una dependencia sintáctica con respecto a la principal. Por eso desempeñan una función, dentro de la principal. Existen tres tipos de proposiciones subordinadas: sustantivas, adjetivas y adverbiales.

  • Una proposición es sustantiva cuando desempeña la misma función que un sustantivo o pronombre; por lo tanto, podemos sustituirla por un sustantivo o pronombre. Ten cuidado para no confundir un pronombre (demostrativo) con un determinante (demostrativo). Solo son subordinadas sustantivas aquellas que desempeñan la misma función que un pronombre.
Me prometió

que vendría a mi casa por mi cumpleaños

 

eso

  • Una proposición es adjetiva cuando desempeña la misma función que un adjetivo y, por lo tanto, podemos sustituirlo por él.

La mesa

que hizo el cristalero

está rayada

 

azul (o cualquier otro adj.)

 
  • Una proposición es adverbial cuando desempeña la misma función que un adverbio y, por lo tanto, podemos sustituirlo por él. Observa los siguientes ejemplo: (y recuerda los pasos que debes seguir para analizar una subordinada):

Iré a tu casa

cuando llegue la noche

 

entonces

Cómo reconocer una subordinada

La oración compuesta por subordinación siempre tiene un nexo y un verbo en forma personal:

El ruido

al que no hacíamos caso

se hizo insoportable

 

Proposición subordinada

 

Sin embargo, también puede llevar un verbo en forma no personal y no llevar nexo (en algunos casos, aparece el verbo en forma no personal y sí hay nexo). Recordemos el funcionamiento de las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio). Cuando aparece una forma no personal en la frase, hay que interpretarla del siguiente modo:

  • Las formas no personales pueden formar parte de una perífrasis (conjunto de verbos con un solo significado):

Vamos a recoger ese paquete.

                  Tenía hecha la maleta.

                  Andaba diciendo tonterías.

  • Si las formas no personales forman parte una oración subordinada (una proposición con una forma no personal nunca puede ser la principal) pueden llevan complementos:

El niño pasó la tarde

aguardando a su madre

 

Prop. sub. adverbial

 

Me disgusta

haber conocido ese acontecimiento

 

Prop. sub. sustantiva

 

 

 

La chica

que sacó matrícula de honor

nunca copiaba

 

Prop. sub. adj

 

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí