La narración. Los acontecimientos.

Los acontecimientos y su distribución a lo largo de la narración son el tema de esta entrada. Se añaden dos textos para practicar.

1– LA ACCIÓN NARRATIVA

La acción narrativa es el conjunto de hechos o acontecimientos a través de los cuales se desarrolla el argumento. La acción tiene tres momentos: introducción, nudo y desenlace. En la introducción se presenta la acción y a los personajes. El nudo comprende el desarrollo de la acción. Por último, el desenlace en el que se expresa la situación final.

2– EL NARRADOR

EL narrador es una voz narrativa que preside el relato. No hay que confundir autor y narrador. El autor es la persona de carne y hueso que ha escrito el relato. Pero el autor se convierte en narrador, que es la voz que él adopta para escribirlo. Puede ser de dos tipos:

 

  • Narrador interno: está dentro de la historia, es un personaje que está dentro de la historia.
  • Narrador externo: está fuera de la historia. No es ningún personaje. No es el autor. Es una voz que relata la historia.

 

A su vez, distinguimos dos subtipos:

  • Omnisciente. El narrador conoce todo acerca de sus personajes. Conoce su presente, su pasado y su futuro. Conoce sus ideas y sus sentimientos. Incluso llega a hacer juicios y a emitir opiniones
  • Narrador-testigo. Este narrador sólo conoce lo que observa, las conversaciones que escucha. Es como una cámara de cine.
  • Primera persona. Algunas veces, el narrador no es solo testigo sino que es protagonista de los hechos que narra.

 

3– EL ORDEN DE LOS ACONTECIMIENTOS

El autor presenta los acontecimientos en un orden determinado. Es muy importante conocer el orden de los acontecimientos, para poder comprender la sucesión de los mismos. Muchas veces los hechos se presentan ordenados, pero otras veces no es así. Por ello distinguimos los siguientes modos:

 

  • Lineal. Los acontecimientos se suceden siguiendo el orden cronológico.
  • Retrospectivo. El autor narra en las primeras páginas el final del acontecimiento. Desde ahí se narran todas las acciones, de forma cronológica, hasta llegar a ese acontecimiento, narrado al principio.
  • In medias res. La narración comienza por el nudo (la mitad) y después retrocede a la situación inicial.
  • Desorden cronológico. El autor narra los acontecimientos desordenados. Es el lector el que debe ordenarlos.

 

RECUERDA

Los subgéneros narrativos en verso:

Un romance es una narración en versos octosílabos, en la cual riman, en asonante, los versos pares y quedan libres los impares. Los temas de los que tratan son muy variados.

Un cantar de gesta es una narración en versos de 16 sílabas, que tratan de las hazañas de un caballero o héroe medieval.

 

Los subgéneros narrativos en prosa: 

Una novela es una narración en prosa, en la cual unos personajes participan en una acción, que se desarrolla en un lugar y tiempo determinados.

Un cuento es una narración más breve que la novela, en la cual todo aparece más condensado.

Una fábula es una narración breve, normalmente protagonizada por animales. Suele tener una enseñanza que llamamos moraleja.

Una leyenda es un relato breve popular y tradicional, en prosa, con elementos imaginativos.

Un mito es una narración en prosa fabulosa, tradicional, de carácter simbólico o religioso y protagonizada por divinidades.

El diario es una narración en prosa, escrita en 1ª persona, que recoge las impresiones y reflexiones de una persona, a lo largo de varios días.

 

ACTIVIDADES

1. Haz un esquema con lo que has estudiado en este apartado.

 

2. Cuestionario acerca del narrador:

a) ¿Quién es el autor, en una novela?

b) ¿Quién es el narrador?

c) ¿Pueden coincidir autor y narrador?

d) ¿Cómo se llama la narración, cuando coinciden autor y narrador?

 

3. Lee estos textos con atención y responde.

El domingo de Carnaval, después de salir de guardia del hospital, fue Hurtado al baile. Eran ya las once de la noche. El sereno le abrió la puerta. La casa de doña Leonarda rebosaba gente; la había hasta en la escalera.

Al entrar Andrés se encontró a Julio en un grupo de jóvenes a quienes no conocía. Julio le presentó a un sainetero, un hombre estúpido y fúnebre, que a las primeras palabras, para demostrar sin duda su profesión, dijo unos cuantos chistes, a cual más conocidos y vulgares. También le presentó a Antoñito Casares, empleado y periodista, hombre de gran partido entre las mujeres.

Antoñito era un andaluz con una moral de chulo; se figuraba que dejar pasar a una mujer sin sacarle algo era una gran torpeza. Para Casares toda mujer le debía, sólo por el hecho de serlo, una contribución, una gabela.

Antoñito clasificaba a las mujeres en dos clases: unas las pobres, para divertirse, y otras las ricas, para casarse con alguna de ellas por su dinero, a ser posible.

Antoñito buscaba la mujer rica con una constancia de anglosajón. Como tenía buen aspecto y vestía bien, al principio las muchachas a quien se dirigía le acogían como a un pretendiente aceptable. El audaz trataba de ganar terreno; hablaba a las criadas, mandaba cartas, paseaba la calle. A esto llamaba él trabajar a una mujer. La muchacha, mientras consideraba al galanteador como un buen partido, no le rechazaba; pero cuando se enteraba de que era un empleadillo humilde, un periodista desconocido y gorrón, ya no le volvía a mirar a la cara.

Pío Baroja. El árbol de la ciencia

 

Se llamaba Mauricio Babilonia. Había nacido y crecido en Macondo, y era aprendiz de mecánico en los talleres de la compañía bananera. Meme lo había conocido por casualidad, una tarde en que fue con Patricia Brown a buscar el automóvil para dar un paseo por las plantaciones. Como el chófer estaba enfermo, lo encargaron a él de conducirlas, y Meme pudo al fin satisfacer su deseo de sentarse junto al volante para observar de cerca el sistema de manejo. Al contrario del chófer titular, Mauricio Babilonia le hizo una demostración práctica. Eso fue por la época en que Meme empezó a frecuentar la casa del señor Brown, y todavía se consideraba indigno de damas el conducir un automóvil. Así que se conformó con la información teórica y no volvió a ver a Mauricio Babilonia en varios meses. Más tarde había de recordar que durante el paseo le llamó la atención su belleza varonil, salvo la brutalidad de las manos, pero que después había comentado con Patricia Brown la molestia que le produjo su seguridad un poco altanera. El primer sábado en que fue al cine con su padre, volvió a ver a Mauricio Babilonia con su muda de lino, sentado a poca distancia de ellos, y advirtió que él se desinteresaba de la película por volverse a mirarla, no tanto por verla como para que ella notara que la estaba mirando. A Meme le molestó la vulgaridad de aquel sistema.

Gabriel García Márquez. Cien años de soledad

a) Realiza un resumen de los acontecimientos que aparecen en ellos. Recuerda que un buen resumen se realiza con palabras propias, incluye solo ideas principales y no incluye valoraciones personales

b) ¿Qué tipo de narrador encuentras en este fragmento?

c) ¿Cómo se ordenan los acontecimientos?

 

4. Formad grupos y escribid una breve narración empleando diferentes ordenaciones y distintos tipos de narradores.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.