La literatura durante el franquismo (1)

Una aproximación a la literatura durante el franquismo, desde el erial de los años cuarenta hasta los novísimos de los años 70. Se trata poco más que de un esquema adaptado al último curso de Secundaria.

1– CONTEXTO HISTÓRICO, SOCIAL Y LITERARIO

La Guerra Civil española (1936-1939) desembocó en la dictadura de Franco produciendo un retroceso en el ámbito cultural del siglo XX.

Los años 40 y 50 estuvieron marcados por una profunda crisis económica y un férreo aislamiento internacional lo que llevó a muchos escritores a optar por el exilio. La literatura de esta década intentará explicar el horror y la angustia provocados por la guerra. Por ello, los autores adoptarán un enfoque social y crítico. Así, durante los primeros años de la posguerra, los temas principales serán el hambre, la pobreza o la desigualdad, que desembocará en la siguiente década en la llamada literatura social.

A partir de los 60 y en los 70, la situación económica empieza a mejorar y los autores de esta época se mostrarán mas reivindicativos a la par que intentan buscar nuevos modelos temáticos y experimentación en el lenguaje.

 

2– LA LÍRICA DURANTE EL FRANQUISMO

AÑOS 40

En los años cuarenta aparecen dos tipos de poesía:

  • La poesía arraigada, de tono optimista, cultivada por autores como Leopoldo Panero o Luis Rosales, afines al régimen.
  • La poesía desarraigada, que expresa un sentimiento de angustia ante la vida y cuyos autores más destacados son Dámaso Alonso con Hijos de la ira y Blas de Otero con Ángel fieramente humano.

 

AÑOS 50–60

La poesía desarraigada evolucionó en los años 50 hacia una poesía de tono social cuyo precursor había sido Miguel Hernando con obras como Viento del pueblo y el Hombre acecha. Dentro de esta línea de poesía destacaron:

  • Blas de Otero, con Pido la paz y la palabra o Que trata de España donde denuncia la situación social del país.
  • Gabriel Celaya que defendió la idea de que “la poesía es un arma cargada de futuro”, un instrumento de transformación social y José Hierro que evolucionará hacia una poesía más personal concibiendo la realidad como un enigma.

Ya a finales de los 50 surge una nueva generación de escritores denominados como generación de los 50 que pretenden profundizar en el conocimiento de la realidad o evocar recuerdos y experiencias personales. A esta generación pertenecen Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente y Ángel González.

 

AÑOS 70

En los años 70 bajo la antología de José María Castellet Nueve novísimos poetas españoles aparece un grupo de poetas, denominados los Novísimos, que renovaron el lenguaje con una poesía estética y minoritaria cargada de referencias culturales. A este grupo pertenecen poetas como Guillermo Carnero o Pere Gimferrer.

3– LITERATURA EN EL EXILIO

Tras la guerra civil, muchos escritores tuvieron que exiliarse de España. Su marcha enriqueció especialmente al continente americano, con el que compartimos la lengua:

  • filósofos como María Zambrano,
  • poetas como Alberti, León Felipe o Luis Cernuda
  • narradores y dramaturgos como Francisco Ayaña y Max Aub o Alejandro Casona.

En su obra se aprecia en ocasiones la nostalgia y la amargura por su condición de exiliados. El tema de la infancia como paraíso frente al infierno de la madurez es también frecuente. Con frecuencia, aparecen influencia de autores extranjeros como Whitman

 

Muchos de ellos no regresarán nunca más a España. Otros lo harán en los años 60, como Casona, y otros tras la muerte de Franco, como Alberti

 

LA TIERRA

Un mundo como un árbol desgajado.
Una generación desarraigada.
Unos hombres sin más destino que
apuntalar las ruinas.
Romper el mar
en el mar, como un himen inmenso,
mecen los árboles el silencio verde,
las estrellas crepitan, yo las oigo.
Sólo el hombre está solo. Es que se sabe
vivo y mortal. Es que se siente huir
—ese río del tiempo hacia la muerte—.
Es que quiere quedar. Seguir siguiendo,
subir, a contramuerte, hasta lo eterno.
Le da miedo mirar. Cierra los ojos
para dormir el sueño de los vivos.
Pero la muerte, desde dentro, ve.
Pero la muerte, desde dentro, vela.
Pero la muerte, desde dentro, mata.
…El mar —la mar—, como un himen inmenso,
los árboles moviendo el verde aire,
la nieve en llamas de la luz en vilo…

 

Blas De Otero Pido la paz y la palabra

 

ESPAÑOL

DEL ÉXODO Y DEL LLANTO

Español del éxodo de ayer
y español del éxodo de hoy:
te salvarás como hombre,
pero no como español.
No tienes patria ni tribu. Si puedes,
hunde tus raíces y tus sueños
en la lluvia ecuménica del sol.
Y yérguete… ¡Yérguete!
Que tal vez el hombre de este

[tiempo…

es el hombre movible de la luz,
del éxodo y del viento.

 

León Felipe

 

ACTIVIDADES

1– Haz un esquema con los contenidos del tema.

2– Lee atentamente el poema de Gil de Biedma y el de Blas de Otero y responde.

  • ¿Cuál de ellos expresa un sentimiento de angustia? ¿Cuál un sentimiento de nostalgia? ¿En cuál de ellos se hace una reflexión sobre el hombre en general? ¿En qué aspectos de la vida humana se centra esa reflexión? ¿En qué poema se expresan sentimientos y recuerdos individuales?
  • ¿Qué crees que simbolizan las noches de junio en el poema de Jaime Gil de Biedma?
  • ¿Qué quiere decir el poeta en los dos últimos versos de ese texto?
  • Divide el poema de Gil de Biedma en tres partes y resume brevemente su contenido.
  • Di qué recursos estilísticos destacan en el poema “La tierra” y señala los ejemplos más notables de cada uno. Busca los encabalgamientos. ¿Qué efecto provocan?

3– Compara ambos poemas y responde.

  • Cuál tiene un enfoque más social?
  • ¿Cómo es el tono de cada poema?
  • ¿Qué diferencias hay entre el lenguaje de uno y otro poema? ¿Qué poema te parece más claro? ¿Por qué?

4– Explica, teniendo en cuenta el contexto histórico del poema, a qué puede referirse la expresión una generación desarraigada que emplea Blas de Otero.

5– Buscad información, por grupos de los escritores exiliados y su obra. Exponed las conclusiones de vuestro trabajo en la clase.

6– Muchos escritores de la Generación del 27 tienen que marcharse. Otros permanecen en España. Averigua quiénes y cómo continuó su obra.

 

NOCHES DEL MES DE JUNIO

A Luis Cernuda

Alguna vez recuerdo
ciertas noches de junio de aquel año,
casi borrosas, de mi adolescencia
(era en mil novecientos me parece
cuarenta y nueve)
porque en ese mes
sentía siempre una inquietud, una angustia pequeña
lo mismo que el calor que empezaba,
nada más
que la especial sonoridad del aire
y una disposición vagamente afectiva.

Eran las noches incurables
y la calentura.
Las altas horas de estudiante solo
y el libro intempestivo
junto al balcón abierto de par en par la calle

recién regada desaparecía
abajo, entre el follaje iluminado)
sin un alma que llevar a la boca.

Cuántas veces me acuerdo
de vosotras, lejanas
noches del mes de junio, cuántas veces
me saltaron las lágrimas, las lágrimas
por ser más que un hombre, cuánto quise
morir
o soñé con venderme al diablo,
que nunca me escuchó.
Pero también
la vida nos sujeta porque precisamente
no es como la esperábamos.

Jaime Gil de Biedma

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE