La estanquera de Vallecas. Lectura.

A partir de un fragmento de La estanquera de Vallecas, de Alonso de Santos, se pide al alumnado un ejercicio de comprensión, expresión e investigación. 

CUADRO PRIMERO

TOCHO. Un paquete de Fortuna, señora. (La anciana se lo alcanza y él se busca los duros disimulando, mientras el otro vigila de reojo. A una seña se lanzan al lío, amaneciendo en un tris en las manos del más joven un pistolón de aquí te espero, con el que se hace dueño de la situación.) ¡Manos arriba! ¡Esto es un atraco, como en el cine! ¡Señora, la pasta o la mando al otro barrio!
ABUELA. ¡Ay, Jesús. María y José! ¡Ay, Cristo bendito! ¡Santa Agueda de mi corazón! ¡Santa Catalina de Siena! …
TOCHO. Déjese de santos y levante el ladrillo. No nos busque complicaciones y a lo mejor le dejamos pa la compra de mañana. ¡Venga. Que se nos hace tarde y nos van a cerrar! ¡Qué pasa! ¡La pasta o la pego un tiro, ya!
LEANDRO. (Entrando desde la puerta.) ¿Qué? ¿Está sorda o no oye? ¡El dinero! (LA ABUELA, que se ha quedado un momento petrificada, se arranca de repente por peteneras y se pone a dar unos gritos que pa qué
ABUELA. ¡Socorro! ¡Socorro, que nos roban!
LEANDRO. ¡Agarra a esa loca, que nos manda a los dos a Carabanchel!
TOCHO. ¡Calle! ¡Calle, condenada, o la … ¡ (TOCHO la sujeta a duras penas tapándole la boca, mientras LEANDRO echa el cierre al negocio, atrancando la puerta. Luego saca una navaja y avanza hacia la vieja a la cosa se pone negra y a punto de salir en El Caso en la primera página.)
LEANDRO. ¡A ver si nos estamos quieta! Esto no es una broma. Si grita otra vez le saco las tripas al aire a ventilarse ¿me oye?
TOCHO. ¡Será animal, no se pone a dar gritos así por las buenas! (Se oye un ruido arriba.) ¡Chiss, hay alguien arriba! ¡La escalera, cuidado! (Sujeta a la vieja apuntándola, mientras LEANIDRO, navaja en mano, se esconde junto a la escalera para coger al que baje. Aparece entonces ÁNGELES, la nieta, delgaducha y con gafas.)
ÁNGELES. ¿Pasa algo, abuela? ¿Quiere las gotas?
TOCHO. Esto no se arregla con gotas. Bienvenida a la reunión, pequeña. ¡Baja, baja! Así somos cuatro y podemos echar un tute si cuadra. (LEANDRO se acerca por, detrás y ella le ve de pronto con la navaja.)
ÁNGELES. ¡Aaaah!…
LEANDRO. ¡Calla, tú! ¡Quieta y a ser buena! No te vamos a hacer nada, ni a ella tampoco. Solo queremos el dinero y nos vamos.
TOCHO. ¡Venga! Suelta la pasta y soltamos a tu abuela.
ÁNGELES. ¡Ay, Dios! Yo no sé dónde está. ¡Sólo lo suelto!
LEANDRO. ¡Lo suelto y lo atado! ¡Venga, rápido, el dinero, que es pa hoy!
ÁNGELES. Lo guarda la abuela, de verdad. ¿A que sí, abuela? … Yo no sé donde está … Sólo eso, lo del cajón. (Sacan el cajoncillo de los cuartos y lo ponen en mostrador.)
TOCHO. ¡La calderilla! Va a parecer que venirnos de un bautizo, ¡no te jode!
LEANDRO. Suéltala, déjala hablar. Que diga dónde está.
TOCHO. (Quitándole la mano de la boca, con voz amenazante) ¡Abuela, el dinero y van tres!
ABUELA. ¡Mecagüen hasta en la leche que habéis mamao! ¡Canallas! ¡Hijos de mala madre! ¡Quererle robar a una vieja … ¡
TOCHO. A una vieja y a una joven. El dinero o le salta la tapa de los sesos. ¡Se acabó! A la una, a las dos a las … (Agarra el TOCHO su viejo pistolón con las dos manos y el muy peliculero, se lo pone II la vieja en el hueco de las sienes)
ABUELA. ¡Dispara, Iscariote! ¡Dispara si tienes lo que hay que tener! I ¡Cabronazo! (La agarra para que no chille y se revuelve la anciana como gato acorralado.)
LEANDRO. ¡Calle! ¡Quieta! ¡Quieta, condenada, por mi madre que la rajo!
TOCHO. ¡Apártate, Leandro, que me la cargo de un tiro!
ÁNGELES. ¡Abuela! ¡Abuela, por el amor de Dios! ¡Que nos van a matar a las dos … ¡
ABUELA. ¡Drogadictos! ¡Pervertidos, que le quitáis el pobre el dinero, a los trabajadores, para drogaros! ¡Gentuza! Ya nos podéis matar que no suelto ni un duro, ¡por la memoria de mi difunto esposo, que era guardia civil!
TOCHO. Pues sí que hemos dao en hueso, con la tía esta.
LEANDRO. A registrar, Tocho. Hay que encontrar el dinero como sea. Tú mira arriba. (Sube el TOCHO las escaleras. Empieza LEANDRO a registrar el estanco, tirando todo lo que encuentra su paso. Rompen filas los paquetes de tabaco y vuelan como mariposas los sellos de tres pesetas).

José Luis Alonso de Santos

COMPRENSIÓN

1– ¿Por qué le dice el atracador “levante el ladrillo”?

2– ¿Qué quiere decir la expresión “arrancarse por peteneras”? ¿Por qué empleará esta expresión el autor del texto, para referirse a la estanquera?

3– Uno de los atracadores amenaza a la estanquera diciéndole: Si grita otra vez le saco las tripas al aire a ventilarse ¿me oye? Esta expresión, ¿te parece agresiva? ¿La utiliza el atracador para causarle miedo a su víctima o por otra razón?

4– “Pues sí que hemos dao en hueso, con la tía esta”: Esta frase la dice uno de los atracadores. ¿Qué significa la expresión “dar en hueso?

5– En esta obra se emplean muchas expresiones del lenguaje coloquial, que empleamos con muchísima frecuencia en nuestras conversaciones. Anota esas expresiones y di cuál es su significado en el texto.

6– Haz una descripción de cómo es la estanquera, teniendo en cuenta su manera de reaccionar ante la situación, su comportamiento y su lenguaje.

EXPRESIÓN

1– Escribe una narración, en la cual relates un atraco o un robo (más o menos de 20 a 30 líneas). Luego, convierte tu relato en un texto teatral. Debes tener en cuenta:
• Las acotaciones (palabras del autor, que van entre paréntesis, y aclaran las actitudes de los personajes).
• La forma dialogada. Fíjate en el texto para ver cómo se expresa cada parlamento de cada personaje.
• Recuerda que no hay narrador en un texto teatral.

BUSCA INFORMACIÓN

1– ¿Por qué se emplea la palabra “cuadro”, en una obra de teatro? Averigua por qué unas veces utilizamos “cuadro” y otras “acto”.

2– Averigua que es “El Caso” y escribe una breve definición.

3– ¿Qué es el tute? Escribe sus normas.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

SUSCRÍBETE POR CORREO:

No olvides validar tu correo tras suscribirte

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.