La Celestina. Fernando de Rojas

Ofrecemos una aproximación inicial a La Celestina y a su autor y comparamos con El Libro de buen amor. Se anima al alumnado a sacar conclusiones sobre la figura de la alcahueta.

1– ENTRE LA EDAD MEDIA Y EL RENACIMIENTO

El paso de la Edad Media al Renacimiento se produce lentamente. En la obra de Jorge Manrique ya se observan algunos rasgos propios de la mentalidad Renacentista, por ejemplo, la importancia de la fama. En Mena o Santillana ya vimos el gusto por los clásicos latinos. Otro de los cambios importantes en la Edad Moderna es el paso de las relaciones de vasallaje a unas relaciones basadas en el interés económico; esto se observa, por ejemplo, en las relaciones entre criados y señores. Esto tiene que ver con el desarrollo de una nueva clase social con poder económico pero que carece de los privilegios de los nobles: la burguesía.

Todos estos cambios tienen su reflejo en las obras literarias

2– EL AUTOR

No sabemos mucho de Fernando de Rojas. Sabemos que es el autor de La Celestina gracias a que su nombre aparece en unos versos acrósticos con los que se encabeza la obra. Él mismo dice que escribió la obra durante unas vacaciones para continuar el primer auto, anónimo, que se encontró.

3– LA OBRA: LA CELESTINA

La Celestina es una obra dialogada escrita por Fernando de Rojas en el siglo XV, posiblemente, destinada a la lectura dramatizada. En ella encontramos rasgos propios de la literatura medieval, pero también rasgos propios de la mentalidad renacentista. El desenlace trágico de la obra pretende persuadir al lector ante las pasiones desbocadas.

Argumento de la obra

Calisto se enamora de Melibea. En su encuentro en el huerto le declara su amor, pero ella lo rechaza. Su criado Sempronio le aconseja que acuda a Celestina para que lo ayude en la empresa de conquistar a Melibea. El otro criado, Sempronio, fiel servidor tiene dudas al respecto, pero Celestina logra convencerlo de que busque su propio provecho y no el de su señor.

Celestina se vale de sus malas artes para embrujar el hilado con el que se dirige a casa de Melibea fingiendo ser una vendedora. Melibea al principio se resiste, pero después queda enamorada de Calisto.

Los padres de Melibea, Pleberio y Alisa, desconocen por completo que su hija se encuentra en el huerto con Calisto. Y es precisamente tras uno de estos encuentros cuando Calisto tiene un absurdo accidente al saltar el muro y muere. Melibea se suicida entonces ante sus padres. Pleberio, desolado por la muerte de su hija cierra la obra con su famoso planto (llanto por la muerte de un ser querido).

Poco antes, Celestina muere también a manos de los criados de Calisto, con los que no quiere compartir el cordón de oro que ha obtenido en pago de sus servicios.

Estilo

Un aspecto interesante de la obra es el retrato de dos mundos que reflejan una sociedad que está cambiando:

  • El de los señores: caracterizado por un lenguaje formal y retórico con parlamentos más largos: Calisto, Melibea, Pleberio y Alisa.
  • El de los criados: el interés, la importancia del dinero y el empleo de refranes son característicos de estos personajes que suelen tener textos más breves y ágiles: Pármeno, Sempronio, Lucrecia, Aréusa, Celestina…

SABER MÁS

En esta página encontrarás mucha información de la obra:

http://www.cervantesvirtual.com/bib/bib_obra/celestina/

SABER MÁS

En 1440 el alemán Gutenberg inventó la imprenta, con la que los libros podían copiarse rápidamente. De Alemania el inventó pasó a Italia, Francia e Inglaterra. En España se usó por primera vez en Valencia, 1474.

Los libros impresos hasta 1500 se llaman incunables.

La imprenta es fundamental para entender el paso de la Edad Media aa la Edad Moderna.

ACTIVIDADES

1– Haz un esquema de los contenidos del tema.

2– Haz un cuadro en el que aparezcan los personajes principales de la obra y caracterízalos brevemente.

3– En la obra se habla de amor. Según el autor en el prólogo, se reprende a los enamorados por su conducta alocada, dejándose guiar por las pasiones. ¿Crees que el mensaje de la obra tiene vigencia en la actualidad? Justifica tu respuesta.

4– Lee los textos del final del documento. Uno pertenece al Libro de buen amor del Arcipreste de Hita. El otro es de la Celestina. Señala sus coincidencias temáticas.

5– Analiza el texto de La Celestina.

  • Elabora un resumen del contenido y sitúalo en el conjunto de la obra.
  • Señala qué personajes aparecen o se mencionan
  • Señala recursos literarios y aspectos de estilo propios de esta obra.
  • Saca tus propias conclusiones sobre el tipo de mujer de la que se habla en estos textos.

Toma de unas viejas que se hacer herberas,

andan de casa en casa e llámanse parteras;
con polvos e afeites y con alcoholeras
echan la moca en ojo y ciegan bien de veras.
Y busca mensajera de unas negras pecas,

que usan mucho frailes, monjas y beatas:
son mucho andariegas, merecen las capatas;
estas trotaconventos hacen muchas baratas.
como puna, trata.
Do estas mujeres usan mucho se alegrar,
pocas mujeres pueden de ellas se despagar;
porque a ti non mientan sábelas falagar,
pues tal encanto usan que saben bien cegar.
De aquellas viejas todas, esta es la mejor;
ruega que no te mienta, muestra el buen amor,
que mucha mala bestia vende buen corredor
e mucha mala ropa cubre buen cobertor.

Libro de buen amor (adaptación)

Herberas: que vende hierbas

Capatas: zapatos, calzas

CALISTO.- ¿De qué la servías?

PÁRMENO.- Señor, iba a la plaza y traíale de comer, y acompañábala, suplía en aquellos menesteres que mi tierna fuerza bastaba. Ella tenía seis oficios; conviene saber: labrandera, perfumera, maestra de hacer afeites y de hacer virgos, alcahueta y un poquito hechicera. Hacíase física de niños, tomaba estambre de unas casas, dábalo a hilar en otras, por achaque de entrar en todas. Las unas, «¡Madre acá!», las otras, «¡Madre acullá!», «¡Cata la vieja!», «¡Ya viene el ama!»; de todos muy conocida. Y en su casa hacía perfumes, falsaba estoraques, menjuí, animes, ámbar, algalia, polvillos, almizcles, mosquetes. Tenía una cámara llena de alambiques, de redomillas, de barrilejos de barro, de vidrio, de arambre, de estaño, hechos de mil facciones. Hacía solimán, afeite cocido, y otras aguas de rostro . Adelgazaba los cueros con zumos de limones, con turbino, con tuétano de corzo y de garza y otras confecciones. Sacaba agua para oler . Hacía lejías para enrubiar . Los aceites que sacaba para el rostro no es cosa de creer Tenía en un tabladillo, en una cajuela pintada, unas agujas delgadas de pellejeros e hilos de seda encerados, y colgadas allí raíces de hojaplasma y fuste sanguino, cebolla albarrana y cepacaballo. Hacía con esto maravillas que, cuando vino por aquí el embajador francés, tres veces vendió por virgen una criada que tenía.

CALISTO.- ¡Así pudiera ciento!

La Celestina

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE