Jorge Guillén. Las doce en el reloj

Jorge Guillén. Las doce en el reloj.

Cántico, el primer libro de poemas de Guillén, es uno de los más alegres de la poesía española contemporánea, según Blecua. Esta alegría ante la contemplación de la perfección de la naturaleza la observamos plenamente en este poema en el que vemos al autor constituirse en el centro de un ambiente perfecto. Es un reflejo significativo también de la llamada “poesía pura e intelectual” que simplifica los recursos sin renunciar al sentimiento. En la voz del autor.

Las doce en el reloj.

Dije: Todo ya pleno.
Un álamo vibró.
Las hojas plateadas
Sonaron con amor.
Los verdes eran grises,
El amor era sol.
Entonces, mediodía,
Un pájaro sumió
Su cantar en el viento
Con tal adoración
Que se sintió cantada
Bajo el viento la flor
Crecida entre las mieses,
Más altas. Era yo,
Centro en aquel instante
De tanto alrededor,
Quien lo veía todo
Completo para un dios.
Dije: Todo, completo.
¡Las doce en el reloj!

Jorge Guillén, Cántico, 1928

 

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.