Jaime Gil de Biedma. Años triunfales

Jaime Gil de Biedma. Años triunfales.

Este poema utiliza dos versos del poema de Rubén Darío “Marcha triunfal” y lo hace para aludir irónicamente a la denominación utilizada por el franquismo para referirse a los años posteriores a la guerra civil y poner así en evidencia la situación deplorable de la España de posguerra.

Destaquemos cómo el verso épico de Rubén toma un tono sarcástico en los dos últimos versos del poema tras haber leído la parte anterior; técnicamente llama la atención el uso de las asonantes y de las irregularidades en las medidas de los versos para reflejar una época plagada no de personas sino de infelices gabardinas (genial metonimia y personificación).

Años triunfales

y la más hermosa
sonríe al más fiero de los vencedores.
Rubén Darío


    Media España ocupaba España entera
con la vulgaridad, con el desprecio
total de que es capaz, frente al vencido,
un intratable pueblo de cabreros.
    Barcelona y Madrid eran algo humillado.
Como una casa sucia, donde la gente es vieja,
la ciudad parecía más oscura
y los Metros olían a miseria.
    Con luz de atardecer, sobresaltada y triste,
se salía a las calles de un invierno
poblado de infelices gabardinas
a la deriva bajo el viento.
    Y pasaban figuras mal vestidas
de mujeres, cruzando como sombras,
solitarias mujeres adiestradas
—viudas, hijas o esposas—
    en los modos peores de ganar la vida
y suplir a sus hombres. Por la noche,
las más hermosas sonreían
a los más insolentes de los vencedores.

Jaime Gil de Biedma, Moralidades, (1966)

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.