Género y número.

Este documento inicia al alumnado en los conceptos de género y número pero dejando claro que no hay que equivocar género y sexo.
GÉNERO de los sustantivos

No debemos confundir el género y el sexo. El género es un rasgo gramatical. Así, decimos el lápiz o la goma. Algunas veces el género es inherente al sustantivo (no depende de la terminación). Sabemos el género por el adjetivo o el determinativo que concuerdan con el sustantivo: la escased / el césped. Otras veces, el género depende de la terminación:

  • Sustantivos terminados en -a /-o: silla / armario. Sin embargo, esto no es una regla. Observa: la mano / el mapa.
  • Existen terminaciones especiales para marcar el femenino: -esa, -isa, -ina, -triz.
  • A veces, el género (y el sexo) de los sustantivos se señala utilizando palabras diferentes: hombre-mujer, toro-vaca…
  • Algunos sustantivos cambian de significado cuando cambia el género: el/la editorial, el/la frente… Son sustantivos homónimos.
  • Algunos sustantivos pueden ser masculinos o femeninos sin variar su terminación: estudiante, periodista… Son sustantivos comunes en cuanto al género.
  • Otros sustantivos son ambiguos, esto significa que se pueden utilizar como masculinos o como femeninos según se prefiera: el/la mar.
  • Los sustantivos epicenos tienen siempre el mismo género aunque cambie el sexo de aquello que designamos: la hormiga macho o el gorila hembra.

NÚMERO de los sustantivos

Como norma general, el plural se forma añadiendo –s para los sustantivos acabados en vocal, o –es, para aquellos que terminan en consonante. El singular no tiene ningún rasgo especial. Pero podemos reseñar algunos casos especiales. Al cambiar el número de una palabra hay que volver a situar el acento y la tilde. Así: árbol > árboles / delfín > delfines

  • Sustantivos acabados en -á, -é, -ó .forman el plural añadiendo -s: sofás
  • Sustantivos acabados en –í, -ú forman el plural añadiendo -s o –es: esquí o esquíes.
  • Algunos sustantivos como: tics o cómics forman el plural añadiendo –s (observa que cómic mantiene excepcionalmente la tilde).
  • Algunas palabras solo se utilizan en singular o en plural: tesis, sed, nupcias…
  • Otras palabras pueden utilizarse indistintamente en singular o en plural: tijera-tijeras, paz-paces.

1– Clasifica estas palabras en un cuadro según su género e indica cual es el género opuesto: padre, amigo, gato, juez, dentista, periodista, mano, lápiz.

2– Cambia el género los sustantivos del texto del final del documento. Indica de qué caso se trata.

3– Clasifica estas palabras en un cuadro según su número y luego modifícalo: cómic,  gafas, tambor, pijama, pantalones, tijeras, león, mosquito, canguro, flores.

4– Cambia el número los sustantivos del texto Alekandr Nikoalevich y observa los cambios que se producen.

5– Continúa el cuento. Después, puedes leerlo completo en

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/afanasi/basilisa.htm

 

En un reino vivía una vez un comerciante con su mujer y su única hija, llamada Basilisa la Hermosa. Al cumplir la niña los ocho años se puso enferma su madre, y presintiendo su próxima muerte llamó a Basilisa, le dio una muñeca y le dijo:

—Escúchame, hijita mía, y acuérdate bien de mis últimas palabras. Yo me muero y con mi bendición te dejo esta muñeca; guárdala siempre con cuidado, sin mostrarla a nadie, y cuando te suceda alguna desdicha, pídele consejo.

El comerciante, al quedarse viudo, se entristeció mucho; pero pasó tiempo, se fue consolando y decidió volver a casarse. Era un hombre bueno y muchas mujeres lo deseaban por marido; pero entre todas eligió una viuda que tenía dos hijas de la edad de Basilisa y que en toda la comarca tenía fama de ser buena madre y ama de casa ejemplar.

Cuento folclórico ruso.
Alekandr Nikoalevich Afanasiev

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.