Feijoo. Falso milagro en Ágreda.

Otro milagro, en esta ocasión el farsante resulta castigado, con el que el autor intenta extender el raciocinio en la religión.

Había dejado la venerable Madre María de Jesús un pequeño crucifijo, alhaja de su pobre celda, para memoria al presbítero Don Francisco Coronel, sobrino suyo. Una vieja, criada de este sacerdote, habiendo discurrido que podía resultarle alguna utilidad, si hiciese espectable aquella imagen por milagrosa, esparció por el pueblo (haciéndoselo también creer a su propio amo) que a tiempos sudaba sangre. De hecho, habiendo concurrido muchas diferentes veces a verla, reconocieron algo teñido de sangre el rostro, y aunque no de modo que pudiese ser sudada, ya por estar la imagen en sitio algo sombrío, ya porque en materia de milagros la piedad vulgar ve mucho más con la imaginación, que con los ojos; ya porque la notoria sobresaliente virtud del antecedente dueño de aquella alhaja ayudaba de su parte a conciliar el asenso, todo el pueblo consintió en que era verdad lo que la vieja había esparcido. Fue notable la conmoción de todos, nobles, y plebeyos. Hubo rogativas, procesiones, votos, limosnas. Sólo un escribano, hombre advertido, y sagaz, sospechó algún latente engaño en el que todos los demás juzgaban indubitable prodigio. Para averiguarlo halló modo de quedarse escondido de noche en la misma cuadra, donde estaba el crucifijo, y allí vio cómo la vieja, después de recogido el amo, iba al sitio, y sacándose sangre de las narices, teñía con ella, según la porción que le parecía, el rostro de la imagen. Sobre el cimiento de esta noticia se llegó a hacer jurídica información del caso, y de cómo la vieja ya teñía, ya lavaba la imagen como juzgaba a propósito; y el Corregidor, hombre de piedad sólida, hizo dar doscientos azotes a la vieja, que fueron tan bien merecidos, como cuantos hasta ahora se dieron en las calles públicas.

Teatro crítico universal, Feijoo, 1726-1740

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.