Romancero. En Castilla está un castillo, que se llama Rocafrida;

La descripción es también una de las características fundamentales de los romances. Nótese la distribución de versos de este para compararla con la de los cantares de gesta.

En Castilla está un castillo, que se llama Rocafrida;
al castillo llaman Roca, y a la fonte llaman Frida.
Almenas tiene de oro paredes de plata fina;
entre almena y almena está una piedra zafira;
tanto relumbra de noche como el sol a mediodía.
Dentro estaba una doncella que llaman Rosaflorida;
siete condes la demandan, tres duques de Lombardía;
a todos les desdeñaba, tanta es su lozanía.
Prendóse de Montesinos de oídas, que no de vista.
Una noche estando así, gritos da Rosaflorida;
oyérala un camarero, que ella por ayo tenía.
—«¿Qu’es aquesto, mi señora? ¿Qu’es esto, Rosaflorida?
»O tenedes mal de amores, o estades loca perdida».
—Ruégote, mi camarero que de mí tengas mancilla,
llevásesme aqiestas cartas a Francia la bien guarnida;
diéseslas a Montesinos, prenda que yo más quería;
que me venga a ver para la Pascua Florida.
Si no quisiera venir bien pagaré su venida:
vestiré sus escuderos de una escarlata broslida;
daréle siete castillos, los mejores de Castilla,
y si de mí más quisiere, yo mucho más le daría…

Daréle yo este mi cuerpo, que más lindo no lo había,
si no es el de una mi hermana, ¡de mal fuego sea ardida!
si ella me lleva en lindez, yo a ella en gallardía.

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.