El teatro I. Definición y elementos.

Se plantean en esta entrada los elementos básicos del texto teatral y se añaden varios textos para clasificarlos o no como pertenecientes al género teatral. Se añade un taller de escritura para convertir un texto narrativo en teatral.

1- DEFINICIÓN DE TEATRO

El teatro es una conversación entre dos o más personajes, destinada a ser representada por unos actores. El teatro es un género literario que se escribe para ser interpretado por los actores ante el público.

2- ELEMENTOS BÁSICOS DEL TEXTO TEATRAL

Las obras de teatro carecen de narrador. El desarrollo de la trama se construye a partir del diálogo que los personajes establecen. Entre los elementos propios de las obras de teatro destacamos los siguientes: Los personajes. Todas las obras de teatro tienen unos personajes. Estos, por medio del diálogo, expresan las ideas del autor. Cuando se pone en escena una obra teatral los personajes vienen representados por los actores. La caracterización de los personajes viene dada por:

  • Las palabras que ellos dicen.
  • Lo que dicen de ellos otros personajes.
  • Lo que hacen los personajes a lo largo de la obra (su comportamiento).
  • Lo que se dice de los personajes en las acotaciones.

  La  ambientación. Está constituida por el tiempo y el lugar en los que se desarrolla la obra. Para conocer estos datos debemos recurrir a lo que dicen los personajes o lo que se dice en las acotaciones. Y a partir de ahí sacar las deducciones oportunas.   La  trama. Todas las obras de teatro nos quieren transmitir algo. La trama es el conjunto de acciones que se emplean para transmitirnos esa idea, ese mensaje. Por eso, muchas veces  nos referimos a ella con el término “acción”. La trama o acción se desarrolla en tres partes:

  • Introducción o presentación de los personajes.
  • Nudo o desarrollo de la acción.
  • Desenlace o conclusión.

El género teatral tiene dos dimensiones: textual y espectacular.   SABER MÁS El teatro puede ir acompañado de canciones. Si existe  música coral,  además de los diálogos teatrales, la representación se denomina zarzuela. Si solamente existe música coral, pero no diálogos hablados, la representación se denomina ópera.   ACTIVIDADES 1. Cuestionario:

  • ¿Qué es el teatro?
  • ¿Cuáles son los elementos básicos, en cualquier obra de teatro?
  • ¿Cuáles son las partes en las que se divide la acción? Defínelas.
  • Haz un esquema con lo que has estudiado en este tema

2. Determina si estos textos pertenecen o no al género teatral. Justifica tu respuesta.

Dibujé un cordero. Lo miró atentamente y dijo:

—¡No! Este está ya muy enfermo. Haz otro.

Volví a dibujar.

Mi amigo sonrió dulcemente, con indulgencia.

—¿Ves? Esto no es un cordero, es un carnero. Tiene cuernos…

Rehice nuevamente mi dibujo.

—Este es demasiado viejo. Quiero un cordero que viva mucho tiempo.

Falto ya de paciencia , garrapateé rápidamente este dibujo, se lo enseñé, y le agregué:

—Esta es la caja. El cordero que quieres está adentro. Con gran sorpresa mía el rostro de mi joven juez se iluminó:

—¡Así es como yo lo quería!

El principito. A. de Saint-Exupery

 Una y una, dos.

Dos y una, seis.

El pobre burrito

contaba al revés.

¡No lo sabe!

– Sí lo sé.

– ¡Usted nunca estudia!

Dígame ¿por qué?

Cuando voy a casa

no puedo estudiar;

mi amo es muy pobre

hay que trabajar.

Trabajo en la noria

todo el santo día

no me llame burro,

profesora mía.

Gloria Fuertes

    La señora y el señor MARTIN se sientan el uno frente al otro, sin hablarse. Se sonríen con timidez. SR.MARTIN (el diálogo que sigue debe ser dicho con una voz lánguida, monótona, un poco cantante, nadamatizada):– Discúlpeme, señora, pero me parece, si no me engaño, que la he encontrado ya en alguna parte. SRA.MARTIN:– A mí también me parece, señor, que lo he encontrado ya en alguna parte. SR.MARTIN:– ¿No la habré visto, señora, en Manchester, por casualidad? SRA.MARTIN:– Es muy posible! Yo también, señor, dejé la ciudad de Manchester hace cinco semanas, más o menos.

La cantante calva. E. Ionesco.

    3. Taller de escritura. Lee con atención el siguiente texto narrativo. Conviértelo en un texto teatral. Para poder hacerlo correctamente, repasa el esquema del ejercicio anterior: -¡Mozalbete, has de saber una cosa – advirtió muy seriamente don Poncio, el concejal y tendero, a Renco la mañana de su llegada a la tienda de ultramarinos- : existe una gran diferencia entre una tienda y un hostal. ¡No nos engañemos!  Esta casa, este establecimiento es una tienda; no un hostal, ni una posada, ni un mesón. Aquí todos arrimamos el hombro y nos ganamos los garbanzos. No nos gustan los holgazanes. Y, por lo que veo, tú habrás pasado muchas penalidades, pero tienes las manos y los pies tan fuertes como los de cualquier otro chico de tu edad y, aunque parezcas algo remilgado y tengas esa pinta de recadero flaco y escuchimizado, te obligaré a trabajar cono el primero, ¿entiendes?             Renco sintió con la cabeza. – No te asustes, que será un trabajo sencillo. Aquí se trabaja fuerte, pero nunca nadie se ha roto el espinazo en el tajo.             Don Poncio se puso los brazos en jarras en actitud de esperar alguna palabra del chico, pero renco no creyó oportuno decir nada. El tendero ostentaba una barriga como un bombo y una cara redonda y roja como un queso de Holanda. – Bueno … Si no tienes nada que decir, puedes dejar la maleta en cualquier rincón y acercarte para que te explique tu trabajo.             La Tienda era pequeña y estaba llega de sacos  de grano amontonados en las paredes: tenía el techo tapado por una cortina de jamones y ristras de embutidos de todas clases, y el mostrador atestado de latas, potes y cajas. Todo aquello le daba un aspecto de cueva oscura o mazmorra y renco no sabía ni cómo darse la vuelta y mucho menos, dónde colocar la maleta para que no se perdiera en aquel maremágnum.

                       Renco y el tesoro. Emili Téixidor

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.