El sustantivo

Un documento que podemos considerar como referencia para una aproximación a la morfología del sustantivo en secundaria. Género y número desde una perspectiva fácil.

1– SIGNIFICADO

Los sustantivos son palabras que sirven para designar personas, animales, cosas, sentimientos, lugares, etc.

Ejemplos: Sandra (persona), Lápiz  (cosa), miedo (sentimiento), Segovia (lugar).

 

Sin embargo, esta definición no es suficiente para identificar correctamente a los sustantivos. Hay que tener en cuenta su forma y su función.

 

Los sustantivos son palabras variables; esto es, tienen género (masculino y femenino) y número (singular y plural).

Ejemplos: emperador – emperatriz, camino – caminos.

 

2– FORMA. EL GÉNERO

El género es un rasgo gramatical de los sustantivos. No hay que confundirlo con el sexo de los seres vivos.

 

El género se puede manifestar de diversas maneras. En algunas ocasiones, el género de los sustantivos se coincide con el sexo de la realidad. En estos casos, el género se puede manifestar:

  • Con las terminaciones -o, -e o consonante para el masculino y -a para el femenino.

Ejemplos: gato – gata, jefe – jefa, conductor – conductora

  • Con terminaciones irregulares para el femenino: -ina, -isa, -esa, -triz.

Ejemplos: gallo – gallina, poeta – poetisa

  • Cambiando el artículo que precede al sustantivo. Estos sustantivos se denominan comunes en cuanto al género.

Ejemplo: el/la periodista.

  • Con palabras diferentes.

Ejemplos: hombre – mujer.

 

En otras ocasiones, el género de los sustantivos no indica sexo. En estos casos, el género se puede expresar:

  • Con las terminaciones -o para el masculino y -a para el femenino. La diferencia de genero indica diferencia de tamaño, de forma, o que sencillamente, designan otra cosa.

Ejemplos: cesto – cesta, fruto – fruta.

  • Algunos sustantivos pueden llevar indistintamente determinativos y adjetivos en femenino. Son los sustantivos ambiguos.

Ejemplo: el/la mar.

  • Algunos sustantivos no tienen terminaciones especiales para el masculino En este caso, el genero se indica a través de la concordancia con los determinativos y adjetivos.

Ejemplos: la pared blanca.

2– FORMA. EL NÚMERO

El número del sustantivo indica si dicho sustantivo se refiere a un solo ser u objeto o a varios. Puede ser singular si se refiere a un único ser u objeto… (ejemplos: río, bondad), o plural si se refiere a varios seres u objetos. El plural se forma añadiendo las terminaciones -s o -es-. (ejemplos: ríos, bondades). El singular no tiene terminación propia.

 

Los sustantivos terminados en vocal forman el plural del siguiente modo:

  • Cuando acaban en vocal átona, se añade una -s. Ejemplo: tiza > tizas
  • Cuando acaban en -á, -é, -ó (tónicas), se añade una -s. Ejemplos: café > cafés.
  • Cuando acaban en –í, -ú (tónicas), se añade -es, aunque es muy frecuente que se añada –s. Ejemplos: marroquí > marroquíes o marroquís.

Los sustantivos terminados en consonante forman el plural del siguiente modo:

  • Cuando acaban en consonante distinta de -s o cuando se trata de palabras agudas terminadas en -s, se añade -es.  Ejemplos: reloj > relojes.
  • Cuando acaban en -s y no son palabras agudas, o cuando acaban en -x, se mantiene la misma forma en singular y en plural.  Ejemplos: el lunes > los lunes
  • Cuando acaban en -y, se añade -es. Ejemplos: rey > reyes

 

3– FUNCIÓN

Los sustantivos son el núcleo del sintagma nominal (o grupo nominal). Así lo estudiaremos más adelante.

 

CLASIFICACIÓN

Según su significado los sustantivos se suelen clasificar así:

Comunes o propios

  • Los sustantivos comunes nombran a todos los seres y objetos de la misma clase. Ejemplos: libro.
  • Los nombres propios designan a un ser u objeto diferencián­do­lo del resto de seres u objetos de su misma clase. Ejemplos: Celia.

 

Concretos o abstractos

  • Los sustantivos concretos nombran seres y objetos que se pueden percibir por los sentidos. Ejemplos: camiseta.
  • Los sustantivos abstractos se refieren a conceptos, pensamientos oideas que solo existen en nuestra mente. Ejemplos: belleza.

 

Individuales o colectivos

  • Los sustantivos individuales nombran a un solo ser u objeto. Ejemplos: barco, oveja.
  • Los sustantivos colectivos se refieren  en singular a un grupo formado por varios seres u objetos homogéneos. Ejemplos: constelación.

 

Contables o no contables

  • Los sustantivos contables designan a seres u objetos que se pueden contar. Ejemplos: niño.
  • Los sustantivos no con­ta­bles nombran sustancias o ma­terias que no se pue­den contar, pero sí pesar o me­dir. Ejemplos: azúcar.

 

FORMACIÓN DE SUSTANTIVOS

Añadiendo sufijos a otras palabras podemos crear nuevos sustantivos. Observa estos ejemplos:

 

Adjetivo + sufijo

  • -eza: grande> grandeza
  • -idad: feliz> felicidad
  • -ura: dulce > dulzura

 

Verbo + sufijo

  • -aje: espiar > espionaje
  • -anza: andar > andanza
  • -ción: perder > perdición
  • -ido: aullar > aullido
  • -ura: escribir > escritura

 

Sustantivo + sufijo

  • -aje: andamio > andamiaje
  • -al: rosa > rosal
  • -ote: amigo >amigote
  • -ero/a: papel > papelera
  • -ista: periódico > periodista

 

Practica en estos enlaces:

http://centros3.pntic.mec.es/cp.antonio.de.ulloa/webactivhotpot/raiz/Hot%20Pot/lengua6/forsusadver/indice.htm

 

ACTIVIDADES

1– Localiza los sustantivos del texto e indica de qué tipo son. ¿Hay alguno que sea difícil de clasificar? ¿Por qué?

 

2– Clasifica los sustantivos anteriores según su forma.

 

3– Forma sustantivos a partir de las palabras destacadas en el texto. Por ejemplo: esperar > la espera / la esperanza.

 

4– Inventa sustantivos que no existan a través de los mecanismos de formación de sustantivos. Después, otro compañero debe tratar de definir su significado. Podéis poneros por parejas para esta actividad.

 

—Me encantan las puestas de sol. Vamos a ver una puesta de sol…

—Pero hay que esperar

—Esperar qué ?

—Esperar a que se ponga el sol.

Primero pareciste muy sorprendido, y luego te reíste de ti mismo. Y me dijiste:

—Siempre creo que estoy en casa !

En efecto. Cuando es el mediodía en Estados Unidos, el sol, como todo el mundo sabe, se pone en Francia. Bastaría poder ir a Francia en un minuto para asistir a la puesta del sol. Lamentablemente, Francia está demasiado alejada. Pero en tu planeta tan pequeño, te alcanzaba con correr tu silla algunos pasos. Y mirabas el crepúsculo cada vez que lo deseabas…

—Un día, vi al sol ponerse cuarenta y tres veces !

Y un poco más tarde agregabas:

—Sabes… cuando se está tan triste a uno le gustan las puestas de sol…

—El día de las cuarenta y tres veces estabas entonces muy triste?

Pero el principito no respondió.

El principito. A. de Saint- Exupery

 

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.