El niño que vivía en la estrellas. Jordi Sierra

A partir de un texto de Jordi Sierra y Fabra se trabaja la descripción de los elementos que aparecen en el texto, se anima al alumnado a buscar palabras y a continuar la historia que se inicia con este texto.

LECTURA EN VOZ ALTA

Lee cuidando la entonación.

La primera torre no tenía ninguna casa cerca ni siquiera un simple chamizo, así que, tras asegurarme  bien, me encaminé a la segunda. Tuve que dar  un rodeo. Mi coche no era precisamente un todo terreno. Mientras me aproximaba a ella, pensé que me había equivocado, porque el paraje parecía más bien desierto y apartado de todo núcleo habitado. Fue una simple apreciación. Al rebasar un  grupo de árboles secos, con la línea de la autopista recortada sobre mi  derecha, divisé lo que estaba buscando y, esta vez sí,  el  corazón se me paralizó  en el pecho. Cerca de la enorme torre de alta tensión había una especie de casa o chabola o como pudiera llamarse, construida con ladrillo, adobe y restos de  otros materiales, con un  techo de metal, brillante, construido con varias planchas superpuestas .

Detuve el coche con más aprensión aún y esperé unos segundos para que mi respiración se normalizara debidamente. Cuando creí estar a tono con la responsabilidad que me había arrojado sobre mis hombros, salí del vehículo y me encaminé a la casa. Lo primero que descubrí fue que la puerta estaba  cerrada y por dentro.

Llamé con los nudillos, quedamente.

Nada.

La segunda vez lo hice más fuerte.

—¡Eh! ¿Hay alguien ahí?

El mismo silencio.

No me rendí  y di la vuelta por la derecha. La edificación no era muy grande,  por lo tanto, alcancé la parte posterior en un par de segundos. En mi camino sólo pasé por una ventana  y estaba cerrada.  En cambio la  de la parte de  atrás estaba abierta de par en par.

Vacilé. Si entraba allí, por médico que fuese y por investigador que me sintiese, podía ser acusado de allanamiento de morada o de ladrón. Si Víctor Vidal estaba dentro, era capaz de saltar encima de mí y apalearme, y si aparecía mientras yo estaba dentro de su casa, quizá acabase con un disparo entre los ojos. Miré a derecha e izquierda, impresionado por mis malos augurios y, tras convencerme de que estaba, solo y que nadie reparaba en mí, porque no había nadie cerca que pudiera hacerlo, metí un pie al otro lado del alféizar y de un salto me colé dentro

La ventana por la que acababa de entrar daba a una especie de sala  atiborrada de trastos de todo tipo Me detuve en el centro de la  estancia,  sorprendido por dos cosas. La primera, el mal olor que lo invadía todo  aunque  ignoraba su origen. La segunda, el hecho de que la puerta que daba al exterior  estuviese  cerrada por dentro y con un candado.

Víctor Vidal estaba allí.

Estuve a punto de irme, realmente acobardado, pero me detuve. Había dos puertas en uno de los lados y ninguna de ellas estaba cerrada, sino medio abiertas ambas. Caminé en dirección a la primera y metí la cabeza dentro. Había una cama revuelta y poco más, salvo más montañas de objetos de variada  índole y un enjambre de moscas zumbonas. Hice lo  mismo con la segunda puerta, que daba a una habitación oscura y sin ventanas, y entonces, con la luz que entraba por la puerta abierta, descubrí el cuerpo de un hombre, caído en el suelo.

Allí, sobre él, las moscas eran una legión.

Comprendí el origen del mal olor al momento. Me arrodillé a su lado, le tomé el pulso, y su frialdad, así como el rigor mortis que lo tenía más tieso que una vara, me indicaron que debía llevar muerto varios días.

El niño que vivía en las estrellas. Jordi Sierra i Fabra

COMPRENSIÓN

1– Busca en el diccionario la siguientes palabras: chamizo, quedamente, allanamiento, augurios, alféizar, índole 

2– ¿Cuántas torres había? ¿Cómo eran esas torres?

3– Describe detenidamente con frases completas, cómo era el paisaje en el que estaba el protagonista (de 3 a 5 líneas).

4– Describe cómo era la chabola que divisó el protagonista, por fuera.

5– ¿Cómo entra el protagonista en la casa?

6- ¿Qué es lo que se encuentra, al entrar?

8– ¿Qué cosas sorprendieron al protagonista?

9– Describe  detenidamente el  interior de la chabola.

10– ¿Hay narrador en esta historia? ¿Cómo es ese narrador? ¿Qué persona gramatical utiliza?

11–  Haz una pequeña redacción en la cual describas al protagonista de  esta historia. (Recuerda que  el narrador puede hacer una caracterización indirecta de los personajes. Es el lector quien deduce cómo es el personaje, debido a lo que hace). Te proponemos una serie de preguntas que te ayudarán a hacer la descripción:

  • ¿Cuál es la profesión del protagonista? ¿Es un investigador? ¿Es un médico?
  • ¿Por qué va en coche?
  • ¿Por qué necesita “normalizar su respiración?
  • ¿Qué piensa el protagonista de Víctor Vidal?

Recuerda que tienes que hacer una redacción. No se trata de contestar a las preguntas.

12– Rigor mortis es una expresión latina. Busca su significado y explica cuándo se utiliza esta expresión.

EXPRESIÓN

1– Continúa tú la historia, para que tenga un final, inventado por ti. Puedes decir qué hizo el protagonista cuando vio a Víctor Vidal, quién era Víctor Vidal o cualquier otra cosa que te inventes. Este final debe tener al menos 15 líneas.

BUSCA INFORMACIÓN

1– Busca información acerca de Jordi Sierra i Fabra. Consulta la página que te proponemos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Jordi_Sierra_i_Fabra

Jordi Sierra i Fabra tiene una página, en la que puedes ver la cantidad de libros que ha escrito y los premios que ha obtenido. Consulta su web oficial:

www.sierraifabra.com/

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.