El léxico.

Una entrada adaptada a 2º de bachillerato y que contempla los conceptos de lexema y morfema, de categoría gramatical y los distintos procesos de creación léxica.

Los lexemas y los morfemas

Lexema: es la parte de la palabra que una realidad extralingüística. Aporta el significado básico de la palabra. Es una parte invariable (también se llama raíz). Los lexemas tienen significado léxico.

Morfema: es la parte variable de la palabra, cuyo significado no remite a una realidad extralingüística, sino que remite a la lengua misma, es decir, sirve para marcar relaciones dentro del discurso o de una palabra con respecto a otra. Por eso decimos que los morfemas aportan el significado gramatical. Hablamos de morfema libre cuando ese morfema no necesita ir acompañado de un lexema (es el caso de las preposiciones, las conjunciones y los artículos). Por el contrario, morfema trabados son aquellos que deben ir junto a un lexema (por ejemplo, el género, el número, los morfemas verbales – persona, número, tiempo, modo, aspecto, voz …).

Pero estos morfemas no son los únicos que existen. Ya estudiarás más adelante los valores del llamado pronombre se y los verbos auxiliares en la conjugación y en las perífrasis verbales …

Existe dos tipos de morfemas:

  • Los morfemas gramaticales son aquellos que nos informan de una serie de datos de la palabra, como el género, el número, las desinencias verbales. Son siempre terminales, es decir, son los últimos que aparecen en la formación de la palabra.
  • Los morfemas derivativos tienen valor gramatical, aunque, a veces, aporten un cierto significado léxico (el que hace la acción en, el que tiene una cualidad…) Son los prefijos (si van delante del lexema), los sufijos (si van detrás del lexema) y los interfijos (si van entre el lexema y un sufijo).

La categoría gramatical

En general, al añadir un prefijo a un lexema, la nueva palabra tiene la misma categoría gramatical. Es decir, el prefijo no recategoriza (no cambia la categoría de la palabra). Por ejemplo: coger , recoger o bien leer, releer etc. Sin embargo, los sufijos sí tienen el valor de recategorizar a la palabra. Es decir, al añadir un sufijo al lexema de una palabra, este sufijo tiene el valor de cambiar la categoría de una palabra. Veamos algunos ejemplos:

  • A partir de la palabra aceite (sustantivo), obtenemos aceitoso (adjetivo), al añadir un sufijo a su lexema.
  • A partir de la palabra flor (sustantivo), obtenemos el verbo florecer, al añadir un sufijo a su lexema.
  • A partir del determinante o pronombre ningún o ninguno obtenemos el verbo ningunear, si añadimos un sufijo a su lexema.
  • A partir de un verbo podemos formar un sustantivo: apagarapagón.
  • A partir de un adjetivo, cruel, obtenemos un sustantivo, crueldad.
  • A partir de un adjetivo, suave, podemos formar un adverbio , suavemente.
  • A partir de un adjetivo, fuerte, podemos formar un verbo fortificar.

No todos los sufijos recategorizan. Por ejemplo: álamo, alameda o bien pelo, peluca, peluquera, peluquería son todos sustantivos.

  • Recogimiento (prefijo + lexema + sufijo). La –i- es una vocal temática. Puedes incluirla dentro del sufijo (pero no dentro del morfema, ya que no segmentarías la parte invariable de la palabra). Fíjate en alojamiento (donde la vocal temática es una –a; sin embargo el sufijo es el mismo.
  • Café– tería (lexema + interfijo + sufijo)

Análisis de morfemas

Observa los ejemplos:

Un tipo de morfemas derivativos se agrupa bajo el nombre de apreciativos. A su vez, estos se dividen en aumentativos, diminutivos y despectivos. Los morfemas aumentativos se utilizan para expresar “tamaño mayor”, por ejemplo en cas-ona.

No obstante, muchas veces utilizamos estos sufijos con un valor despectivo. Esto ocurre en mujer-ona. Algo similar ocurre con los diminutivos. Generalmente se utilizan para expresar tamaño menor (caj-ita), pero muchas veces su utilización expresa una valoración, un afecto. En la frase espere un momentito, por favor, el contenido del diminutivo no nos indica que debamos esperar un momento pequeño, su valor es más bien afectivo o valorativo. Los sufijos despectivos los utilizamos para expresar cierto deprecio (chic-uelo).

Existen una serie de sufijos, que en su origen tenían valor diminutivo; en la actualidad, este valor diminutivo se ha perdido y dicho sufijo ha pasado a formar parte del lexema. Por eso decimos que se ah lexicalizado. Fíjate en bombilla. No se trata de una bomba pequeña (lexema bomb + morfema diminutivo illa). El formante –illa ha perdido su valor de morfema diminutivo y ha pasado a formar parte del lexema (bombill-). Lo mismo ocurre con pañuelo, calzoncillo, mesilla y muchos otros.

Para poder separar los lexemas de los morfemas debes formar la familia léxica. Fíjate en el cuadro en el que aparece un ejemplo.

En resumen

morfologia

Formación de nuevas palabras

DERIVACIÓN: llamamos palabra derivada a aquella que está formada por un lexema y uno o varios sufijos derivativos (un prefijo, un sufijo, un interfijo o la combinación de algunos de ellos).

PARASÍNTESIS: llamamos palabras parasintéticas a aquellas en las que se dan a la vez derivación por prefijo y por sufijo simultáneamente. Esto quiere decir que en la lengua no existe la secuencia: prefijo + lexema y tampoco existe lexema + sufijo. Por ejemplo la palabra en-sombr-ec-er es parasintética, ya que no existe * ensombr y tampoco sombrecer.

LA COMPOSICIÓN: llamamos palabra compuesta a aquella que se compone de dos o más lexemas: lava-plat-os (lexema + lexema + morfema gramatical), mal-herir (lexema + lexema). Las palabras compuestas pueden no separarse (como las anteriores) o pueden separarse por medio de un guion (histórico-social) o incluso por un espacio en blanco (guardia civil).

Según todo lo anterior, una palabra puede ser:

  • Simple: si tiene un solo lexema y/o morfemas gramaticales.
  • Derivada: si tiene un solo lexema y uno o varios morfema derivativos.
  • Compuesta: si tiene dos o más lexema.
  • Parasintética: si tiene más de un lexema y morfemas derivativos, o si tiene un sufijo y un prefijo que se incorporan a la palabra de manera conjunta (enamorar —no existe *enamor ni *amorar).

Otros procedimientos de creación léxica

  • Préstamos: son palabras tomadas de otra lengua (diferente al latín) como consecuencia los diferentes acontecimientos históricos en un país (invasiones o de lenguas en contacto…). Adquieren diferentes nombres según la lengua de la que provengan. Por ejemplo, lusismos, que proceden del portugués. También hablamos de galicismos, anglicismos, catalanismos …
  • Extranjerismos: son palabras que provienen de otra lengua y que se han adaptado a la lengua (fútbol) o no lo han hecho (chatear) En este caso y en otros muchos se toma el lexema sin variación y se adapta el morfema. Muchos de ellos afectan al campo de la informática (direccionar, testear…). Los extranjerismos, en sí, no son un mal para el idioma, pues es señal de que este está vivo..
  • Siglas: una sigla es una palabra formada por cada una de las letras iniciales del sintagma que la forma: ONU (Organización de la Naciones Unidas), DNI (Documento Nacional de Identidad). Muchas veces la palabra formada por una sigla es impronunciable, como en ONG, y decimos las letras que la forman (oenegé).
  • Acrónimos: un acrónimo es similar a una sigla, pero en su formación interviene partes de las palabras del sintagma, no solo la inicial. BANESTO (Banco español de Crédito).
  • Sintagmas lexicalizados: se trata de sintagmas indivisibles semánticamente: poseen un significado global que no es la suma de los significados parciales. Por ejemplo cabeza de turco o luna de miel..

El léxico en un comentario de texto

Los contenidos de este tema puedes utilizarlos para reflexionar sobre los textos que comentas: ¿hay muchos neologismos? ¿abusa de los préstamos? ¿aparecen siglas o acrónimos? ¿hay derivaciones? Puede tratarse de un texto jurídico en el que posiblemente haya latinismos, un texto publicitario con neologismos, un texto poético con derivaciones que tengan un efecto estético, un texto periodístico en el que el empleo de siglas es frecuente, o el uso de palabras deriva

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE