El género del sustantivo 2

SUSTANTIVO. EL GÉNERO.
 
     El género es una categoría gramatical asociada al sustantivo y adjetivo. En español existen sólo dos géneros: masculino y femenino. El neutro ha desaparecido salvo en el artículo y el pronombre.
 
     Lo que define el género de un sustantivo es la concordancia a que obliga a los adjetivos de dos terminaciones. Así: persona es femenino porque se dice “persona buena”, etc. Es importante que a la hora de determinar el género de un sustantivo nos fijemos en la concordancia con el adjetivo de dos terminaciones y no en la concordancia con el artículo ya que esto nos evitará problemas en sustantivos como águila que son femeninos a pesar de utilizarse con el artículo masculino por una mera cuestión fonética: “el águila poderosa”.
 
     Distinguiremos según este criterio:
 
SUSTANTIVOS SIN ALTERNANCIA DE GÉNERO.
         No poseen ningún morfema específico para diferenciar su género.
 
         Aunque existe una tendencia general a utilizar el morfema –o para el masculino y –a para el femenino no puede generalizarse puesto que existen cientos de excepciones: mano, mapa, profeta, etc.
 
         Existen asimismo otros sustantivos que pueden considerarse indistintamente masculino o femeninos aunque se puedan percibir utilizaciones en distintos ámbitos en función del género utilizado. Ejemplos: el mar / la mar; el calor / el calor.
 
SUSTANTIVOS CON ALTERNANCIA DE GÉNERO.
         Son sustantivos que tienen doble concordancia, en masculino o femenino. En estos casos el género transmite una información adicional sobre el sexo o bien refleja oposiciones semánticas diversas:
 
A)    El género informa sobre el sexo. En el caso de sustantivos referidos a seres humanos o animales cuyo sexo es informativamente relevante. En este caso existe una triple posibilidad para construir la alternancia de género:
Morfemas específicos:
n       -o / -a: chico/chica.
n       -e / -a: jefe / jefa.
n       / -a: señor / señora
 
Marca a cargo del artículo, sobre todo para profesiones y roles sociales. 
n       El estudiante / la estudiante.
n       El paciente / la paciente.
n       El testigo / la testigo.
n       El atleta / la atleta
 
Utilización de palabras distintas para el masculino y el femenino.
n       Caballo / yegua.
 
B)    El género informa sobre otos tipos de oposición semántica. Ejemplos: el cuadro / la cuadra; el frente / la frente; el coma / la coma.
 
GÉNERO MOTIVADO / GÉNERO INMOTIVADO.
     Aunque no hay una relación entre género y sexo existen muchas palabras en las que la información sobre el sexo es relevante, son las palabras que consideramos tienen género motivado dado que la alternancia de géneros guarda una relación directa con el sexo biológico; aquellas palabras en las que el sexo biológico o no existe (mesa, hierro, sol) o no tiene importancia como cuando nos referimos a especies (mosca, tigre) o colectivos (alumnos) consideramos que tienen un género inmotivado, lo que es lo mismo, no directamente relacionado con el sexo biológico.
         A pesar de lo que se pueda pensar la inmensa mayoría de las palabras tiene género inmotivado.

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.