El género del sustantivo 1

SUSTANTIVO. EL GÉNERO.

      Uno de los rasgos más característicos del sustantivo es poseer género gramatical pero no debemos confundir género y sexo ya que aquel es un rasgo gramatical y éste un rasgo biológico que no tienen por qué coincidir.

      Con respecto al género hay dos tipos de sustantivos:

  1. Aquellos que no tienen alternancia de género y son inherentemente masculinos o femeninos. Ejemplo: la silla (siempre femenino); el cenicero (siempre masculino). El género en estos casos se manifiesta mediante la concordancia con adjetivos y determinativos. Ejemplos: la silla amarilla (femenino silla porque se combina con el artículo y un adjetivo femenino).
  2. Aquellos que tienen alternancia de género y pueden ser masculinos o femeninos dependiendo de la terminación o la desinencia. Ejemplo: chico/chica.

Las terminaciones o desinencias del género.

      En general los sustantivos acabados en –a son femeninos y los terminados en –o son masculinos, sin embargo esta norma no siempre es válida porque:

1. Algunos sustantivos que designan seres animados utilizan las desinencias para diferenciar tanto el género como el sexo. El femenino se suele marcar con la desinencia –a y el masculino con las desinencias –e, -o o con la ausencia de una marca propia. Ejemplos:

 

-o / -a: chico/chica.

-e / -a: jefe / jefa.

— / -a: señor / señora.

 

2. Existen otras desinencias para el femenino: abad / abad-esa; sacerdote / sacerdot-isa, héroe / hero-ína.

 

3. En otras ocasiones el género se diferencia oponiendo palabras y no terminaciones: es lo que denominamos heteronimia: caballo / yegua.

 

4. Algunos sustantivos como cesto / cesta, cubo / cuba marcan la oposición de género para diferenciar formas o tamaños.

 

5. Algunos sustantivos cambian el significado según se combinen con determinativos o adjetivos de distinto género. Ejemplos: el frente / la frente; el coma / la coma. Estas palabras se denominan homónimos.

     Los géneros gramaticales son, pues, masculino y femenino, sin embargo a veces se habla también de género común, ambiguo y epiceno.

 

1. SUSTANTIVOS COMUNES.

Se dice que un sustantivo tiene género común cuando no tiene género propio y necesita diferenciar el sexo mediante determinativos. Ejemplos:

El estudiante / la estudiante.

El paciente / la paciente.

El testigo / la testigo.

El atleta / la atleta.

2. SUSTANTIVOS AMBIGUOS.

Algunos sustantivos no animados pueden ser acompañados indistintamente por determinativos masculinos o femeninos. Ejemplo: el mar / la mar.

3. SUSTANTIVOS EPICENOS.

Los sustantivos inherentemente masculinos o femeninos que designan personas o animales sin diferenciar sexo se llaman epicenos. Ejemplo: gorila.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.