Ejemplo de los dos perezosos

Desir té la fasaña de los dos perezosos
que querían casamiento, e andavan acuziossos;
amos por una dueña estavan codiçiosos;
erean muy bien apuestos, e verás quán fermosos.

El uno era tuerto del su ojo derecho;
rronco era el otro, de la pierna contrecho;
el uno del otro avía muy grand despecho,
coidando que tenían su cassamiento fecho.

Respondió les la dueña que ella quería casar
con el más perezoso, e aquél quería tomar;
esto dezié la dueña queriéndo los abeitar.
Fabló luego el coxo, coidó se adelantar.

Dixo: ‘Señora, oíd primero la mi rrazón:
yo soy más perezoso que éste mi compañón;
por pereza de tender el pie fasta el escalón,
caí del escalera, finqué con esta ligión.

Otrossí yo passava nadando por el río;
fazía la siesta grande, mayor que omne non vido;
perdía me de sed, tal pereza yo crío,
que por non abrir la boca perdí el fablar mío.’

Desque calló el coxo, dixo el tuerto: ‘Señora,
chica es la pereza que éste dixo agora;
dezir vos he la mía, non vistes tal ningund ora,
nin ver tal la puede omne que en Dios adora.

Yo era enamorado de una dueña en abril;
estando delante ella, sossegado e muy omil,
vino me desçendimiento a las narizes muy vil;
por pereza de alinpiar me, perdí la dueña gentil.

Más vos diré, Señora: una noche yazía
en la cama despierto, e muy fuerte llovía;
dava me una gotera del agua que fazía;
en el mi ojo muy rezia amenudo fería.

Yo ove grand pereza de la cabeça rredrar;
la gotera que vos digo, con su mucho rezio dar,
el ojo de que soy tuerto, ovo me lo de quebrar.
Devedes por más pereza, dueña, con migo casar.

‘Non sé,’ dixo la dueña, ‘destas perezas grandes,
quál es la mayor dellas; anbos pares estades;
veo vos, torpe coxo, de quál pie coxeades;
veo vos, tuerto suzio, que sienpre mal catades.

Buscad con quien casedes, que la dueña non se paga
de perezoso torpe, nin que vileza faga.’
Por ende, mi amigo, en tu corazón non yaga
nin tacha nin vileza de que dueña se despaga.

ADAPTACIÓN

Te diré la hazaña de los dos perezosos
que querían casarse y andaban con prisas;
ambos codiciaban una mujer;
eran muy apuestos, y verás qué hermosos.

El uno era tuerto de su ojo derecho;
ronco era el otro y cojo;
entre sí se despreciaban,
pues cada cual pensaba que lo de su matrimonio estaba hecho.

Les respondió la señora que ella se quería casar
con el más perezoso, que a aquel desposaría;
esto lo decía la señora queriéndolos engañar.
Enseguida habló el cojo, que anduvo vivo para adelantarse.

Dijo: ‘Señora, oíd primero mis argumentos:
yo soy más perezoso que mi compañero aquí presente;
por pereza de tender el pie hasta el escalón,
caí de la escalera y me quedé con esta lesión.

Además yo pasaba nadando por el río;
hacía un gran calor al mediodía, el mayor que haya visto ningún hombre;
me moría de sed, pero tal vagancia cultivo,
que por no abrir la boca perdí el habla.’

Cuando calló el cojo, dijo el tuerto: ‘Señora,
pequeña es la pereza que este ha dicho ahora;
os diré la mía, que es como no se ha visto jamás,
ni pueda nadie igual verla hoy en día.

Yo en abril estaba enamorado de una mujer;
estando delante ella, haciéndome el tranquilo y humilde,
me bajó a las narices un moco;
por pereza de limpiarme, perdí a la hermosa mujer.

Y os diré más, señora: una noche estaba tumbado
en la cama despierto, y llovía muy fuerte;
me daba una gotera del aguar
que hería mi ojo con gran fuerza.

Tuve mucha pereza de apartar la cabeza;
la gotera que os digo, con tanto darme fuerte,
me acabó por romper el ojo del que soy tuerto.’

No sé,’ dijo la señora, ‘de estas grandes perezas
cuál es la mayor de ellas; los dos estáis muy igualados;
ya veo, cojo torpe, de pie cojeas;
ya veo, tuerto sucio, que siempre ves mal.

Buscad con quien casaros, que una servidora no se conforma
ni con un torpe perezoso, ni con quien hace cosas infames.’
Así que, amigo mío, en tu corazón no des lugar
a tachas ni a vilezas que disgusten a las mujeres.

 

Arcipreste de Hita, Libro de Buen Amor. Adaptación al castellano moderno de Andreu González.

 

 

 

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.