Gabriel Celaya. Educar.

Celaya siempre concibió la poesía como un instrumento, entre otros, para cambiar el mundo y destinado a una inmensa mayoría. En este caso analiza la acción de educar. Añadimos el poema recitado.

Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino, un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar mientras uno trabaja,
que esa barca, ese niño,
irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia pueblos distantes, hacia islas lejanas.
Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

Gabriel Celaya.

Comentarios

  1. graciela gómez dice

    Gracias Gabriel Celaya por expresar en forma tan sutil la trascendente labor de un maestro, hoy tan devaluada por quienes ejercen el gobierno, los medios de comunicación y algunos integrantes de nuestra sociedad.

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE