Diario de un seductor. Leopoldo María Panero

Uno de los poemas más estremecedores de este autor. Díganme si no los impresiona.

No es tu sexo lo que en tu sexo busco
sino ensuciar tu alma:
desflorar
con todo el barro de la vida
lo que aún no ha vivido.

«El que no ve» 1980

 

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.