Como tú. León Felipe

Antes de leer y escuchar este poema hay que tener en cuenta la peculiar vida del autor, marcada por el exilio en México y por su escasa adscripción a ningún grupo literario. Su vida fue, por tanto, como la de la pobre piedra sin importancia del poema, una piedra que no sirve para la construcción de lonjas, audiencias, palacios o iglesias (representaciones del poder económico, social, político y religioso respectivamente). Esa piedra sin importancia y que no forma parte de los poderes del sistema es sin embargo, como lo fue su vida, un símbolo de libertad.

Destacar en el poema la sencillez formal, las repeticiones continuas y la agilidad del discurso que le han dado una popularidad inusual en poesía. La escuchamos en la voz del poeta.

Como tú

 

Así es mi vida,
piedra,
como tú; como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una Lonja,
ni piedra de una Audiencia,
ni piedra de un Palacio,
ni piedra de una Iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que, tal vez, estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera…

León Felipe, Versos y oraciones del caminante, I, 1920

Opina

*

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE