Cómo hacer una valoración de una obra.

Cuando le pedimos al alumnado que hagan un resumen de una obra que haya leído y que incluya su valoración personal estamos pidiéndole que la valore, sin embargo no solemos darle pautas claras para hacerlo. Esta entrada pretende solucionar esta carencia.

La valoración de una obra leída es un texto personal, pero debes evitar las generalidades y hablar de aspectos concretos de la obra que resulten interesantes en el contexto en que fue escrita y en el contexto actual. Debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Título.

Lo primero que hay que decir es el título de la obra que vamos a comentar y su autor, así como la época en la que fue escrita (no es imprescindible el año, si no lo sabemos, pero sí la época o el movimiento en el que se inscribe).

  • Introducción.

Se debe comentar el contexto histórico de esa obra en cuestión, no se debe comentar todo el contexto histórico de la época, solamente debemos limitarnos al de la obra. Además hay que hablar del contexto literario de esa obra: en qué época se inscribe, dentro de la trayectoria del autor, qué supuso para la Literatura española, el género literario de la obra que comentamos…

  • Tema.

No hay que relatar el argumento pormenorizadamente, los personajes, el tiempo y el lugar, aunque sí podemos aludir brevemente al argumento. Solo le dedicaremos una línea o dos. Sin embargo, sí es conveniente hablar del tema de la obra.

Muchas veces, al exponer el tema, hacemos una interpretación personal. Esto es muy adecuado. No se trata de saber si es correcto o no lo es. Lo importante es que nuestra interpretación esté justificada y documentada, con algún ejemplo que recordemos. Otro recurso es abordar este tema desde una perspectiva actual.

  • Características literarias.

Los aspectos mencionados más arriba deben ser breves, ya que debemos centrarnos en el siguiente aspecto: características literarias de la obra. Es muy importante extenderse en este aspecto y explicar todas las características literarias de la obra:

Si la obra es lírica: la métrica (tipos de verso, rima, estrofa…), los símbolos, los sentimientos, figuras literarias recurrentes…

Si la obra es teatral: acotaciones, diálogos, monólogos, apartes…

Si la obra es narrativa: voz narrativa, estructura, orden de los acontecimientos…

Lo que no se debe hacer

En ocasiones, los alumnos recaban información de Internet y la exponen en la valoración, como si fuera suya. Esto se debe evitar a toda costa. Es lícito informarse, lo que no es lícito es apropiarse de una información que no es nuestra. Siempre se debe citar la fuente. Si no se conoce la fuente, una manera correcta de decirlo es mediante una cita indirecta; por ejemplo “los estudiosos de la obra xxxx afirman que …”

Lo que sí se debe hacer

Hay que cuidar la forma y no cometer faltas de ortografía. Conviene emplear conectores (estudiados en este curso) y construir frases correctas, huyendo de expresiones como “me ha gustado mucho” o similares.

ACTIVIDADES

1– Establece un esquema para hacer la valoración de las obras que estés leyendo este curso.

2– Poned en común en la clase los aspectos que creéis que tienen vigencia en la actualidad de las obras que estéis leyendo. ¿Qué diferencias y similitudes tiene la perspectva actual del asunto que se aborda en la obra?

3– ¿Qué tratamiento específico requiere la valoración de una obra en prosa y una obra en verso? ¿Qué peculiaridades requiere la valoración de los distintos géneros?

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.