Claudio Rodríguez. Viento de primavera

Este poema pertenece a Alianza y condena, un libro publicado en 1965. Fíjense en el vocabulario de lo cotidiano que inunda todo el poema y gran parte de la poesía de este genial autor.

Ni aún el cuerpo resiste
tanta resurrección, y busca abrigo
ante este viento que ya templa y trae
olor, y nueva intimidad. Ya cuanto
fue hambre, ahora es sustento. Y se aligera
la vida, y un destello generoso
vibra por nuestras calles. Pero sigue
turbia nuestra retina, y la saliva
seca, y los pies van a la desbandada,
como siempre. Y entonces,
esta presión fogosa que nos trae
el cuerpo aún frágil de la primavera,
ronda en torno al invierno
de nuestro corazón, buscando un sitio
por donde entrar en él. Y aquí, a la vuelta
de la esquina, al acecho,
en feraz merodeo,
nos ventea la ropa,
nos orea el trabajo,
barre la casa, engrasa nuestras puertas
duras de oscura cerrazón, las abre
a no sé qué hospitalidad hermosa
y nos desborda y, aunque
nunca nos demos cuenta
de tanta juventud, de lleno en lleno
nos arrasa. Sí, a poco
del sol salido, un viento ya gustoso,
sereno de simiente, sopló en torno
de nuestra sequedad, de la injusticia
de nuestros años, alentó para algo
más hermoso que tanta
desconfianza y tanto desaliento,
más gallardo que nuestro
miedo a su honda rebelión, a su alta
resurrección. Y ahora
yo, que perdí mi libertad por todo,
quiero oír cómo el pobre
ruido de nuestro pulso se va a rastras
tras el cálido son de esta alianza
y ambos hacen la música
arrolladora, sin compás, a sordas,
por la que sé llegará algún día,
quizá en medio de enero, en el que todos
sepamos el porqué del nombre: «viento
de primavera»

 

Claudio Rodríguez, Alianza y condena, 1965

Comentarios

  1. Sí el poema es interesante. Claro que todos los versos están sueltos, oea, no hay rima.
    A mi personalmente me encanta la poesía modernista; esta si la leo, pero no la siento.
    ustedes sabrán excusarme, pero debo ser honesta conmigo mismo; y si he de decirlo publicamente, pues digo la verdad, no comulgo con la poesía en donde no hay rima.

    Elkin de Jesús

Opina

*

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE