Clases de oraciones según su estructura

Un primer paso para el estudio sintáctico hace referencia a la clasificación estructural de las oraciones. Esta entrada la desarrolla e incluye un modelo práctico.

Según su estructura sintáctica, podemos clasificar las oraciones simples atendiendo a:

  • si tiene o no estructura de sujeto y predicado: personales o impersonales.
  • si presenta o no atributo: atributivas o predicativas.
  • si el verbo requiere o no un complemento directo: transitivas o intransitivas.
  • si el verbo está en voz activa o voz pasiva.
  • si se da la presencia de pronombres personales átonos o no: pronominales o no pronominales.

Oraciones personales e impersonales

En las oraciones con estructura sujeto-predicado, el sujeto existe, ya sea expreso u omitido, mientras que las oraciones impersonales no tienen sujeto. En estas oraciones, el verbo aparece en 3ª persona. Recuerda que ya hemos visto en el apartado del sujeto esta cuestión cuando hablamos del sujeto y de las oraciones que carecían de sujeto en el apartado anterior.

Oraciones atributivas y predicativas

Las oraciones atributivas, también llamadas copulativas, son aquellas en las que los verbos ser, estar y parecer funcionan como cópulas o enlaces entre un sujeto y su atributo.

Las oraciones predicativas son aquellas en las que los verbos no son copulativos, sino que tienen una carga semántica plena, es decir, conservan todo su significado. Estas oraciones no llevan atributo y pueden aparecer con otros complementos.

Oraciones transitivas e intransitivas

Las oraciones predicativas pueden ser transitivas, cuando el verbo aparece con un complemento directo, e intransitivas, cuando no aparece este complemento.

Oraciones activas y pasivas

En las oraciones activas el sujeto es agente de la acción: Marcos compró ese libro.

Las oraciones pasivas perifrásticas, en cambio, se forma con un sujeto paciente y un núcleo del predicado formado por la construcción perifrástica de ser + participio. Además, tiene un complemento agente que no siempre se especifica y que se caracteriza por ir precedido de la preposición por: El libro fue comprado por Marcos.

Existe otro tipo de oración pasiva, denominada pasiva refleja o pasiva con se, que se forma con un sujeto paciente, un verbo conjugado en forma activa y el pronombre se, frecuentemente colocado al inicio de la oración. A diferencia de las pasivas perifrásticas, lo habitual es que las pasivas reflejas no lleven complemento agente. Se celebró la fiesta sin incidentes.

Oraciones pronominales (reflexivas y recíprocas) y no pronominales

En esta clasificación se atiende a la presencia o ausencia de un pronombre personal átono en la construcción. Podemos identificar distintos tipos de oraciones según la función sintáctica que desempeña el pronombre y la relación que tiene con el sujeto de la oración.

Las oraciones reflexivas se caracterizan porque los pronombres personales átonos me, te, se, nos, os tienen el mismo referente que el sujeto, por lo que coinciden con el verbo en número y persona y desempeñan las funciones de CD y CD. Pueden aparecer reforzados con a mí mismo, a ti mismo…. Me peino (a mí mismo).

En las oraciones recíprocas los pronombres nos, os, se tienen el mismo referente que el sujeto plural (o múltiple), de forma que realiza la acción a la vez que la recibe. El pronombre desempeña la función de CD o CI. Admite también la presencia de un refuerzo enfático como mutuamente, entre sí, el uno al otro… Se amaban (mutuamente).

En esta clasificación nos podemos encontrar también oraciones pseudo-reflexivas, que se construyen con verbos intransitivos. En este caso, los pronombres no admiten refuerzo enfático ni desempeñan función dentro de la oración. Encontramos los verbos denominados pronominales: arrepentirse, quejarse, regodearse… Otros verbos varían su significado al aparecer con o sin el pronombre: ir/irse, acordar/acordarse…

Observa estos ejemplos

¿Cómo aplicamos esta información en el análisis de una oración? Fíjate en estos ejemplos:

Realizamos el análisis como siempre. Debes tener claro que son cosas diferentes las categorías gramaticales y los sintagmas y las funciones que dichos sintagmas desempeñan dentro de la oración.

Aquel día, el cuerpo de Héctor fue
arrastrado
por la ciudad por Aquiles.
det /act sust/Nú det/act sust./Nú prep/enl sust/term. verbo/Nú prep/enl det./act sust/Nú prep/enl sust./término
SPrep/CN SN/término
SN/CCT SN/SUJETO SPrep/CCL SPrep/CAg
SV/PV SV/PV

Tras realizar el análisis completo, clasificamos la oración según su estructura:

  • Se trata de una oración simple: tiene un solo verbo.
  • Personal: tiene sujeto, en este caso, expreso.
  • Predicativa: tiene un verbo no copulativo.
  • Intransitiva: no tiene complemento directo.
  • Voz pasiva: se trata de una construcción pasiva analítica.

Además, según la modalidad, podemos señalar que se trata de una oración enunciativa, tal como veremos en el apartado siguiente.

En este otro caso, procedemos de igual modo. En primer lugar realizamos el análisis distinguiendo categorías y funciones:

¿Acusaron a tu primo de aquel delito?
Verbo/Nú prep./enl pron/act sust/Nú prep/enl det/act sust/Nú
SN/término SN/término
SP/CD SP/CReg
SV/PV

Después realizamos según su estructura:

  • Se trata de una oración simple: tiene un solo verbo.
  • Personal: tiene sujeto, en este caso, omitido.
  • Predicativa: tiene un verbo no copulativo.
  • Transitiva: tiene complemento directo.
  • Activa: el verbo aparece en voz activa.

Además, si tenemos en cuenta su modalidad, se trata de una oración interrogativa directa total, tal como veremos en el apartado siguiente.

La información gramatical que aporta el análisis puede ser útil a la hora de interpretar oraciones ambiguas como: El pavo está listo para comer.

Libros Marea Verde. Para descargar el libro completo puedes pinchar aquí

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.