Bilingüismo, diglosia. Lenguas de España.

En España existe una clarísima situación de bilingüismo en algunas zonas, sin embargo la diglosia que se produce en ellas no está siempre clara. Con este documento podrán especular sobre aspectos no estrictamente lingüísticos. 

1- BILINGUISMO EN ESPAÑA

Como sabes, España es un Estado plurilingüe (castellano o español, catalán, gallego y euskera o vasco). El castellano es el idioma oficial de todo el territorio nacional, mientras que las otras tres lenguas poseen el mismo rango en sus respectivas Comunidades Autónomas. Por eso, al catalán, al gallego y al euskera las denominamos lenguas cooficiales.

Sin embargo, por motivos ideológicos o políticos, —no lingüísticos—, han surgido polémicas acerca de si una determinada variedad debe considerarse lengua o dialecto. Es el caso del valenciano y el bable. Para que una lengua sea considerada como tal, debe diferenciarse suficientemente de otras, tener una norma propia y ser vehículo de la cultura común de un pueblo. Por eso, para los estudiosos de la lengua, el valenciano es un dialecto del catalán, del mismo modo que el bable o asturiano lo sería del castellano. No obstante, los Estatutos autonómicos de ambas comunidades los reivindican como lenguas propias.

Este mismo criterio político e ideológico es el que hace que prefiramos emplear el término castellano, si nos referimos al contexto de España, y el término español, cuando hablamos acerca de las lenguas en general. No encontrarás muchos hispanohablantes latinoamericanos que digan que su lengua es el “castellano”; dirán que hablan “español”.

El hecho de que en las Comunidades Autónomas convivan el castellano y su respectiva lengua propia da lugar al fenómeno del BILINGÜISMO: posibilidad de expresarse en ambas lenguas, que poseen el mismo rango de importancia. Este hecho de lenguas en contacto trae consigo la transferencia de estructuras o palabras de una a otra. Un ejemplo claro lo encontramos en el uso, en castellano, del verbo haber como si fuera personal, por influencia del catalán, donde sí lo es:

 

“Habían muchas personas esperando comprar una entrada para el partido”. Este error sintáctico se está asentando, incluso, entre los hablantes castellanoparlantes que no viven en Cataluña.

El artículo 3 de la Constitución de 1978 hace referencia a esta situación de bilingüismo en nuestro país:

1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

 

2– DIGLOSIA

Si las lenguas habladas en una comunidad no se encuentran en el mismo rango de importancia, sino que una de ellas es considerada de mayor prestigio social que la otra, hablamos de DIGLOSIA. Durante la dictadura el gallego, por ejemplo, pero también otras lenguas hoy cooficiales, se consideraba lenguas de segundo nivel y, por tanto, sus hablantes, gente sin cultura. Sin embargo, los procesos de normativización (establecimiento de una norma que diera unidad al idioma) y los procesos de normalización lingüística (extensión del uso de la lengua a la escuela y las instituciones) han logrado nivelar castellano y gallego, acabando con la situación de diglosia y logrando el bilingüismo.

El caso del vasco o euskera ha sido diferente. Primero se tuvo que “recrear” la lengua, que se hallaba extraordinariamente fragmentada en diversidades lingüísticas; esto es, hubo que crear una modalidad estándar: el euskera batua (vasco unido). Después, el proceso de normalización lingüística, especialmente con las ikastolas (escuelas en las que solo se utiliza el euskera), ha hecho que el 32 % de la población hable vasco actualmente.

SABER MÁS

La lengua hablada por el pueblo gitano español se llama caló. Es una variante del romaní y su base es el castellano. Se la ha considerado una jerga, y no una lengua minoritaria. El hecho de que cierta parte de la población gitana pertenezca a la clase social con menos recursos ha hecho que el caló conviva, en esos casos, con la jerga de la delincuencia, pero no debemos confundir ambas manifestaciones lingüísticas. Ejemplos de términos del caló son: biruji, camelar, chaval, chola, pirarse, currar, molar,… Como ves, todas estas palabras forman parte del léxico coloquial del castellano.

Así, teniendo en cuenta que camelar es querer y acais significa ojos, entenderás mejor esta canción de Niña Pastori:

“Tú me camelas, tú me camelas;

que me lo han dicho, primo, tus acais;

tú me camelarás”.

 

ACTIVIDADES

1– En las siguientes oraciones aparecen usos del catalán que no son correctos en castellano. Identifícalos y propón la expresión adecuada en cada caso.

  • Me agradan los helados de chocolate.
  • Puedes estar bien seguro de que te digo la verdad.
  • No cabe esperar precipitaciones en los próximos días.
  • Sale cada día a las siete de la mañana.
  • El último que salga que cierre la luz.
  • Estoy segura que le vi ayer.
  • Allí habían tantos espectadores que no cabíamos.

 

2– Lee estas expresiones propias del gallego. Señálalas y escríbe en castellano estándar.

  • No, gracias. Acabé de comer hace un rato.
  • Esta medicina no trae prospeto.
  • Es fácil que no llegara todavía.
  • Voy estudiar mucho más.
  • Eso sácalo de ahí ahora mismo.
  • No me gustan las parrochas.
  • Echa las patatas en la pota.

 

3– Busca en el diccionario el significado de estos préstamos del euskera:

 

Izquierdo, gabarra, chistorra, órdago, aquelarre, angula, calimocho, chabola,

cencerro, chirimbolo, chaparro, chacolí, sirimiri, socarrar, zulo, zurrón.

 

 

4– Busca el significado de estas voces del caló:

acais, achararse, adaluñí, acurdarse, amartelar, asobar, avispar, bato, blanco, bujía,

busnó, calorró, caquivar, cende, caborró, criar, chanelar, chorar, churumbel,

delalar, deque, duneo, jollín, najar, lama.

 

 

5– Todas estas palabras del caló forman parte del registro coloquial del castellano. ¿Qué significan?

fetén, guipar, biruji, bujarra, butrón, pinrel, piltra, payo, parné, dabuten, diñar(la),

gachó/gachí, molar, jiñar/ jiñarse

SUSCRÍBETE POR CORREO:

No olvides validar tu correo tras suscribirte

Comments

  1. Hola,
    Solo comentar que en catalan el uso personal del verbo haber tambien es incorrecto. En catalan debe decirse: Hi havia moltes persones al concert,donde havia es tercera persona del singular como puede verse y por lo tanto moltes persones es el complemento, como en castellano.

    En este aspecto en catalan tenemos el mismo problema que en castellano y es un error que cuesta mucho d’enmendar entre los alumnos tanto en una lengua como en otra, yo que soy profesora de ambas os puedo dar fe de ello.
    Perdonad, pero no me funciona el teclado de acentos ni las cursivas, lo siento.

    Gracias Victor por esta pagina que nos permite a muchos profesores contar con recursos muy interesantes.

    Neus

  2. Paula Caballero Llacer dice

    Menudo hallazgo¡¡¡ estudiando opos y preparando unidades y programación para Valencia… estos contenidos son de muchísima ayuda¡¡¡muchas gracias

  3. Pastora dice

    El asturiano está considerado como lengua histórica, igual que el ya casi desaparecido aragonés. Son lenguas protegidas por sus Estatutos aunque no oficiales en sus territorios (Cinco áreas lingüísticas peninsulares derivadas del latín vulgar: gallego-portugués, astur-leonés, navarro-aragonés, catalán y castellano -). El asturiano deriva del latín. Una lengua no tiene más categoría de lengua por el número de hablantes ni por su menor parecido a otras. Eso es un criterio muy poco riguroso. Gallegos y portugueses se entienden perfectamente y nadie duda que son dos lenguas diferentes aunque tengan el mismo origen. El devenir de la historia hizo que la lengua de prestigio en la Península fuera el castellano.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.