Baltasar de Alcázar. Cabellos crespos, breves, cristalinos

Este soneto es una burla del petrarquismo que se descubre en los dos últimos versos del último terceto.

Cabellos crespos, breves, cristalinos

Cabellos crespos, breves, cristalinos;
frente que en solo verla turba y mata;
cejas cuyo color vence a la plata,
y al alabastro y nieve hace indinos;

ojos de perlas, blandos y beninos;
nariz que a cualquier otra desbarata;
boca espaciosa, alegre a quien la trata
dientes donosos, raros, peregrinos;

cuello corto, gentil, grueso, perfeto;
manos conformes al hermoso cuello;
pecho profundo, tierno, sin defeto;

melindroso ademán, dulce y discreto…
Si lo que vemos público es tan bello,
contemplad, amadores, lo secreto.

Baltasar de Alcázar. Soneto

SUSCRÍBETE POR CORREO:

No olvides validar tu correo tras suscribirte

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.