Apuntes sobre literatura española

APUNTES DE LITERATURA ESPAÑOLA

Material preparado por Victoriano Santana Sanjurjo (vsantanasanjurjo@yahoo.es  /  vsansanc@gobiernodecanarias.org).

A continuación tienes unas anotaciones sobre Literatura española centradas fundamentalmente en lo que cabría señalar como el contexto de las manifestaciones artísticas desde la Edad Media hasta lo que se denominó Modernismo (desde el siglo X hasta el XIX casi completos). Es muy complicado empezar a hablar de las peculiaridades de tal o cual obra, o de un estilo frente a otro, si no tenemos claro cuál fue el entorno cultural, ideológico e histórico en el que se inserta la producción creativa. Como toda esta labor requiere algo de lo que carecemos (el tiempo), centraremos nuestro trabajo pedagógico en la materia atendiendo a dos frentes, a nuestro juicio, ineludibles por su importancia: por un lado, la correcta ubicación cronológica de los distintos períodos de la Literatura española y, por el otro, el conocimiento de las características de cada una de estas etapas. Con ello esperamos conseguir que el alumno tenga una idea más o menos precisa de lo que es la historiografía literaria española.

EDAD MEDIA (X-XV)

Las primeras manifestaciones literarias de las lenguas románicas peninsulares (castellano, catalán, gallego-portugués y mozárabe) tuvieron lugar durante el largo período histórico que se denomina Edad Media. La Edad Media se desarrolló en el Occidente europeo desde la caída del Imperio romano (siglo X) hasta el Renacimiento (siglo XVI en España).

La Edad Media se inició con las invasiones germánicas. En el siglo VIII, las tropas islámicas entraron en la península y llegaron a dominarla casi por completo. El estado musulmán de Al-Andalus mantuvo su hegemonía hasta el siglo XIII, momento en que comenzó a fragmentarse en reinos de taifas, A partir de entonces se impulsó la Reconquista, que habían emprendido los pueblos cristianos refugiados en los territorios del norte.

Tales circunstancias históricas configuraron la peculiaridad de la Edad Media peninsular: en el territorio hispánico se produjo durante siglos la convivencia y enfrentamiento de cristianos y musulmanes, así como de judíos, de sus religiones, lenguas y culturas, lo que tuvo su reflejo en las manifestaciones literarias de este período.

Sociedad y economía: El modo de organización de la sociedad medieval fue el sistema feudal, en el que la forma de vida y los derechos y deberes de cada individuo dependían del grupo al que pertenecía:

* Nobleza. Constituía el grupo social dominante y disfrutaba de privilegios. Poseían extensos territorios, y su misión primordial consistía en la defensa del reino.

* Clero. Este otro grupo social, también privilegiado, poseía tierras y mantenía viva la cultura. Su ocupación fundamental era predicar la doctrina cristiana.

* Campesinos. Trabajaban las tierras de los señores, a los que debían entregar parte de la cosecha, y carecían de privilegios.

Con el desarrollo urbano, aparecieron los burgueses (habitantes de los burgos o ciudades), que se dedicaban al comercio. En las ciudades también vivían artesanos y grupos marginados.

Religión: El mundo del medioevo se hallaba impregnado de religiosidad. Dios era el centro del universo (teocentrismo), y la vida terrenal tenía sentido solo como camino hacia la vida eterna.

Cultura y literatura: Al comienzo de la Edad Media, la cultura estaba en manos de los clérigos, que eran los únicos que sabían leer y escribir. La lengua de prestigio era el latín, con la que se divulgaba la religión. A medida que se asentaron los romances peninsulares, empezó a difundirse una literatura compuesta ya en esas nuevas lenguas:

* El pueblo expresó sus emociones a través de cantos líricos.

* La nobleza, en su mayoría iletrada, disfrutó con los poemas épicos, que narraban hazañas de héroes guerreros. A finales del período (siglos XIV y XV), algunos nobles interesados por la cultura se dedicaron a la creación lírica y a la narración de cuentos.

* Los clérigos utilizaron la narración para hacer llegar los valores religiosos al pueblo, que no entendía el latín.

A estas manifestaciones hay que unir la literatura en árabe y hebreo, las otras dos culturas asentadas en la época medieval.

RENACIMIENTO (XVI)

El Renacimiento llegó a España llegó en el siglo XVI, coincidiendo con los reinados de Carlos I(1516-1556) y Felipe II(1556-1598), un período de esplendor en el que se creó y desarrolló el Imperio español. El Renacimiento es fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.

El pensamiento humanista se sustentó en el conocimiento de las obras filosóficas y literarias de la Antigüedad clásica y en una valoración del ser humano que impulsó una actitud antropocéntrica: en el Renacimiento, el hombre se convirtió en el centro del universo, y todas las facetas de su vida (corporal, intelectual, afectiva…) fueron objeto de estudio y alabanza.

Esta concepción no implicó que el hombre renacentista dejase de ser profundamente religioso. De hecho, el movimiento que desembocó en la división de la cristiandad en protestantes y católicos (Reforma y Contrarreforma) constituyó un fenómeno de búsqueda de espiritualidad.

Las ideas humanistas prendieron entre la nobleza y la burguesía cultas. Su difusión, impulsada desde las universidades, se vio potenciada por el auge de la imprenta. Se creó, así, una cultura elitista y urbana, que otorgaba gran importancia a la formación artística e intelectual.

El ideal de cortesano: El noble renacentista vive en la corte, donde desempeña cargos políticos para los que necesita una educación humanística. Sin abandonar sus actividades bélicas, el cortesano renacentista dedica también su tiempo a la literatura, la pintura, la música, las fiestas, el amor…

Artistas y mecenas: El artista del Renacimiento es una persona culta, conocedora del mundo antiguo, cuyo nombre todos deben conocer. Muchos trabajan para grandes señores, que reafirman su prestigio a través del arte. Surgen así los mecenas, protectores de las artes y las letras.

Imitación de la realidad: La admiración de los humanistas por las culturas griega y latina determinó que los artistas del Renacimiento siguieran en sus obras el principio de imitación de las obras clásicas, que se convirtieron en el modelo para la creación.

BARROCO (XVII)

En las últimas décadas del siglo XVI ya se observaban en el Imperio español los síntomas de una crisis que se consumó definitivamente durante el siglo XVII. El barroco es el movimiento cultural que responde a la decadencia política, social, económica y militar que se apoderó de España en el siglo XVII.

Sociedad y economía: En el siglo XVII, el país vivía en una profunda crisis económica, consecuencia de los problemas derivados de la financiación de las continuas guerras, de los excesivos gastos de la corte y de la reducción del oro que llegaba de América. Estas circunstancias llevaron al Estado a sucesivas quiebras. La crisis económica no hizo sino intensificar las diferencias entre los grupos sociales:

* La nobleza, que vivía inmersa en el lujo y el despilfarro, acentuó sus privilegios.

* El pueblo vio incrementadas sus dificultades debido a las penurias económicas y emigró del campo a las ciudades, en las que aumentaron la pobreza y el número de mendigos e individuos marginales.

* Apenas existía burguesía, pues quienes alcanzaban cierto poder económico compraban tierras para ascender socialmente y obtener un título nobiliario.

Ideología: En respuesta a la crisis imperante se acentuaron el pesimismo y el sentimiento de desengaño: la vida no es sino un breve momento; todo es fugaz y efímero; el tiempo y la muerte acaban con todo, con lo más hermoso y lo más horrible. El anhelo vital del hombre barroco lo conduce a exaltar la vida y las emociones y, a la vez, a presentarlas negativamente, lo que llena de contrastes los textos literarios y las obras artísticas.

Cultura y literatura: La crisis del siglo XVII coincidió con un momento de esplendor artístico. La cultura se representó como un instrumento de entretenimiento y diversión, al tiempo que de transmisión de una ideología que mantenía los privilegios de la monarquía y la nobleza.

Lo peculiar de la literatura barroca fue la búsqueda de la sorpresa en el lector, que debía descubrir por medio del ingenio lo que escondían las palabras del autor. Los textos se construyeron persiguiendo la dificultad: el concepto.

Términos que marcan dos tendencias artísticas en la literatura:

* Conceptismo: estilo centrado en los juegos de palabras, en el concepto como base de la expresión literaria. Se ocupa sobre todo del significado. Quevedo es su representante más destacado.

* Culteranismo: estilo centrado en la forma, en el significante sobre todo. Embellecen la realidad a través de metáforas, imágenes, sintaxis complicada, alusiones mitológicas… Góngora sería su autor más característico.

ILUSTRACION (s. XVIII)

Entre las últimas décadas del siglo XVII y las primeras del XIX se produjo en Europa una revisión del orden establecido que dio lugar a una concepción distinta del hombre y e mundo y abrió paso a la Edad Contemporánea. La Ilustración fue el movimiento cultural que se desarrolló en Europa a lo largo del siglo XVIII. Esta centuria recibe también el nombre de Siglo de las Luces, en alusión a la luz de la razón, que se constituye en el fundamento del pensamiento ilustrado.

PRINCIPIOS DE LA ILUSTRACIÓN

Concepción del hombre: Los ilustrados tienen plena confianza en la humanidad y en la capacidad del hombre para entender y organizar el mundo sin recurrir a Dios. Son los primeros en pensar que los hombres nacen libres e iguales y en defender que su dignidad debe respetarse por encima de todo.

Racionalismo y progreso: La razón permite al hombre conocer el mundo, luchar contra la superstición y someter a crítica los conocimientos anteriores. Aplicada a la ciencia, favorece un importante desarrollo científico, que contribuye a la mejora de la sociedad. El progreso material y espiritual derivado del racionalismo se constituye en el ideal ilustrado.

Deseo de conocimiento y didactismo: Los ilustrados persiguen el conocimiento del mundo que los rodea, así como su divulgación, de forma que resulte útil a la sociedad. En este sentido, se componen obras como la Enciclopedia francesa (1751-1 766), que pretendía reunir todos los saberes de la época. La educación se convierte en un motor de progreso que debe ponerse en práctica desde diferentes ámbitos, incluido el arte.

Reformismo: Para mejorar la sociedad, los ilustrados proponen reformas con cretas en distintos campos (educativo, agrario…). Su ejecución por parte de algunos gobiernos europeos formó parte del llamado despotismo ilustrado 1

Concepción de la literatura: La literatura preconizada por los ilustrados es la que resulta útil a la sociedad como vehículo de divulgación de ideas y de enseñanza. La escritura ha de guiarse por unas normas que eliminan los extremos emotivos barrocos. La búsqueda de la sorpresa y la originalidad deja paso al deseo del buen gusto, manifestado en la moderación expresiva y en la equilibrada construcción formal de las obras. Esta tendencia estética se conoce como neoclasicismo.

ROMANTICISMO (lª mitad del s. XIX)

Se caracteriza por su entrega a la imaginación y la subjetividad, su libertad de pensamiento y expresión y su idealización de la naturaleza.

CARACTERÍSTICAS:

* Individualismo: el arte y la literatura se convierten en expresión de los sentimientos personales.

* Irracionalismo: frente al racionalismo de la Ilustración, el Romanticismo valora todo lo racional, como emociones, sueños, fantasías…

* Defensa de la libertad en todos los sentidos.

* Idealismo: el romántico busca ideales inalcanzables, lo que les llevará a chocar con la realidad y el desengaño.

* Nacionalismo: frente a la universalidad de los neoclásicos, el romántico valora los rasgos propios de su país, recupera su historia, su costumbre, su cultura.

* Exotismo: en su deseo de evasión, el romántico ambienta sus creaciones en épocas lejanas (Edad Media) o en lugares apenas conocidos por la sociedad occidental (Oriente, América…).

* Espíritu rebelde y juvenil, que choca con la madurez racionalista y moderada del neoclasicismo.

REALISMO Y NATURALISMO (2ª MITAD DEL S. XIX)

Mientras las tendencias románticas van declinando, se impone en toda Europa una nueva orientación literaria procedente de Francia: el Realismo, que surge cuando la mirada se aparta de lo pintoresco y recae en lo cotidiano, cuando el subjetivismo queda reprimido y se da paso a un contemplación objetiva de personas, ambientes y acciones.

* La novela se convierte en un espejo de la vida.

* El autor es omnisciente, lo sabe todo sobre sus personajes.

* Los argumentos se basan en la realidad cotidiana con personajes comunes.

* Estilo sobrio, sencillo, sin complicaciones formales. El escritor busca ante todo la claridad, la exactitud.

Una interpretación tendenciosa del Realismo condujo en seguida al Naturalismo. Así mientras los realistas se limitaban a describir caracteres y problemas, el Naturalismo intenta averiguar las causas que los producían y las busca en el ambiente que surgen y en la herencia biológica que han recibido los individuos. Zola hace desfilar en sus novelas seres tarados, alcohólicos, psicópatas. Los personajes se describen con exactitud científica: es observado, analizado y descrito minuciosamente por el autor.

MODERNISMO (FINALES DEL S. XIX)

El modernismo se desarrolla entre los años 1880-1914. Esta escuela busca separarse de la burguesía y su materialismo, por medio de un arte refinado y estético. El Modernismo surgió como una reacción rebelde e inconformista ante la literatura que se estaba haciendo en ese momento: fundamentalmente, obras de corte realista/naturalista.

Características:

* Libertad de creación.

* Arte por el arte: sentido aristocrático del arte. Rechazo de la vulgaridad.

* Perfección formal.

* Cosmopolitismo: el poeta es ciudadano del mundo, está por encima de la realidad cotidiana.

* Correspondencia de las artes: mezclan pintura, música, escultura, etc.

* Gusto por los temas exquisitos,  pintorescos, decorativos y exóticos. Se constituyen como temas: la mitología, la Grecia antigua, el Oriente, la Edad Media, etc.

* Impresionismo descriptivo: descripción de las impresiones que causan las cosas y no las cosas mismas.

* Renovación de los recursos expresivos:

o supresión de vocablos gastados por el uso;

o inclusión de vocablos musicales y de uso poco frecuente;

o simplificación de la sintaxis;

o aprovechamiento de las imágenes visuales; etc.

1 Despotismo ilustrado: concepción política predominante en esta época y ejercida por diversos monarcas europeos, que pretendía impulsar el progreso del pueblo al margen de su voluntad. Su lema era «todo para el pueblo, pero sin el pueblo».

 

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE