Antonio Machado. Recuerdo infantil

Este poema de Machado, perteneciente a Soledades, es capaz de trasceder el recuerdo machadiano para hacerlo universal. Todos aquellos que hemos asistido a la escuela franquista nos sentiremos identificados con este recuerdo infantil de una escuela fría y sombría que tenía en la repetición su modelo de aprendizaje.

Es curioso que en 1903 Machado utilice premonitoriamente la imagen de la batalla fratricida de Caín y Abel como icono presente en la educación.

Recuerdo infantil

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel
se representa a Caín
fugitivo, y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.

Con timbre sonoro y hueco
truena el maestro, un anciano
mal vestido, enjuto y seco,
que lleva un libro en la mano.

Y todo un coro infantil
va cantando la lección:
«mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un millón».

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de la lluvia en los cristales.

Antonio Machado, Soledades, 1903

Opina

*

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE