Anónimo. Tres morillas

Formalmente este poema tiene una estructura de zéjel, que es el antecedente del villancico castellano.

Con respecto al contenido existe una tradición que identifica la recogida de aceitunas con el lance amoroso y probablemente podamos encontrar un reflejo de ello en el verso que hace tornar “desmaídas” a las morillas.

Tradicionalmente estas cancioncillas estaban destinadas al canto y al baile y probablemente fueran interpretadas por un “orador” que se vería acompañado por los oyentes que repetirían a coro el verso “en Jaén”.

Por otro lado no es extraño el paralelismo de estas canciones con la liturgia en la que el cura se ve acompañado por un coro de fieles que repiten una secuencia determinada de la misa.

Tres morillas

Tres morillas me enamoran
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Tres morillas tan garridas
iban a coger olivas,
y hallábanlas cogidas
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Y hallábanlas cogidas
y tornaban desmaídas
y las colores perdídas
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Tres moricas tan lozanas,
tres moricas tan lozanas
iban a coger manzanas
a Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Anónimo, tres morillas, anterior al XV

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE