Este es un ejercicio muy fácil. Se ofrece una serie de palabras (todas ellas sin tilde) y el alumnado ha de localizar con el ratón aquellas que deberían llevarla. Les servirá para reflexionar sobre sus errores.