A Francisco. Leopoldo María Panero

Recientemente fallecido en Las Palmas, reproduzco este poema que no supe en quién se había inspirado ni a qué situación se refería pero que resulta estremecedor. 

A Francisco

Suave como el peligro atravesaste un día
con tu mano imposible la frágil medianoche
y tu mano valía mi vida, y muchas vidas
y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.
Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.

LAST NIGHT TOGETHER (1980)

Deja tu opinión

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE